¿Qué fue lo que detonó el caos en el Knotfest 2019?

La promotora Live Talent fue la encargada de organizar el Knotfest, evento que desde hace unos días se pronosticaba que sería un fiasco y que efectivamente así ocurrió.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

La promotora Live Talent fue la encargada de organizar el Knotfest, evento que desde hace unos días se pronosticaba que sería un fiasco y que efectivamente así ocurrió.

Desde la tarde del 30 de noviembre, usuarios de redes sociales externaron su molestia sobre dicho festival. Una de ellas fue el acceso para el mismo, pues afirmaban que había filas kilométricas esperando el acceso al Deportivo Oceanía, algunos tuiteros mencionaban una sobreventa de boletos, además de “portazos” por parte de gente que no tenía boleto para el Knotfest, pero que al final lograron entrar.    

Otras se mofaron de que el escenario principal tuviera una vista que daba al puente de Avenida Oceanía, en donde la gente podía ver perfectamente todo lo que ocurría en el festival sin la necesidad de desembolsar un sólo centavo.

Pero no fue, hasta que cayó la medianoche cuando Evanescence tenía que salir al escenario en punto de las 21:00 horas, pero la banda comandada por Amy Lee no lo hizo después de minutos de espera.

Ante esto comenzó a correr la noticia de que la gente de la zona general comenzó a saltar hacia la zona preferente. Y no sólo eso, sino que en un momento rompieron la barricada que separaba ambas secciones provocando una especie de portazo dentro del festival, el cual dejó varios heridos y misma que fue captada en video por asistentes del KnotFest. 

Por su parte la agrupación estadounidense confirmó por medio de su cuenta oficial de Instagram, que estaban listos para salir a tocar, pero que no lo harían hasta que la cuestión de las vallas estuviera resuelta.

Así transcurrieron dos horas, y al ver que no podían hacer algo en ese momento, al parecer el equipo de seguridad del KnotFest pidió a la gente que cooperara para que la banda pudiera salir, así como Slipknot, quienes cerraban el primer día del festival.

Pero los ánimos se calentaron luego de esperar tres horas, el caos y el vandalismo comenzaron a imperar, los asistentes enfurecidos se dispusieron a quemar y a destruir objetos que encontraban a su paso. Entre estos objetos la batería de la banda sufrió las consecuencias.

Cerca de las 2 a.m., Live Talent salió a dar una especie de anuncio en la que lamentaba los inconvenientes que se habían presentado en el KnotFest, pero que todo era por la seguridad de los asistentes y que el evento quedaba cancelado. Eso sí, aprovecharon para confirmar que el ForceFest seguía en pie y que si los asistentes se iban en calma entonces Evanescence y Slipknot tocarían este domingo en el Deportivo Oceanía.