AMLO, el culpable

Para nadie es un secreto que el desabasto de gasolina es consecuencia de su ocurrencia de cerrar los ductos de Pemex en su combate al huachicoleo. Esto ha provocado una tragedia que hoy tiene un saldo de 71 personas muertas y 76 heridas.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- AMLO tiene manchadas las manos con la tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo.

Para nadie es un secreto que el desabasto de gasolina es consecuencia de su ocurrencia de cerrar los ductos de Pemex en su combate al huachicoleo. Esto ha provocado una tragedia que hoy tiene un saldo de 71 personas muertas y 76 heridas.

¿Por qué? Porque ello ha derivado en que civiles no midan el peligro de ordeñar ductos con tal de obtener gasolina, ya sea para satisfacer una necesidad legítima, o intentar hacer negocio con el energético.

El Estado de Hidalgo es el segundo con más tomas clandestinas del país, solo por detrás de Puebla. Tlahuelilpan ocupa un lugar estratégico para el tráfico de combustible robado porque está sobre una tubería que transporta 30 mil barriles diarios de hidrocarburos.

Sin el desabasto ocasionado por AMLO, es claro que sería mucho menor la demanda de gasolina y la tragedia pudo haberse evitado.

Estamos a poco más de un mes de la nueva administración y ya tenemos una tragedia de dimensiones apocalípticas, ¿qué nos puede esperar con el paso del tiempo si López Obrador sigue al frente del Gobierno federal?

Todos los gobiernos tienen su Ayotzinapa, al actual le ha llegado muy pronto y ahora tendrá que responder por las consecuencias que tiene su “guerra” contra el huachicoleo.