Apunta CDMX a control de residuos plásticos en pro del medio ambiente

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Como parte del programa “Basura Cero y Economía Circular”, el gobierno de la Ciudad de México (CDMX) lleva a cabo diversas acciones con la finalidad de que, en el año 2030, se dejen de transportar por completo residuos sólidos a rellenos sanitarios y que todos los desperdicios de la urbe metropolitana sean reciclables.

La jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, comentó que actualmente se invierten 400 millones de pesos en la reubicación de una planta de selección de residuos sólidos. Además, se construye una nueva Planta de Transferencia en la zona industrial de Vallejo. El objetivo es acercar el reciclaje a las empresas establecidas en el lugar.

“Estamos convencidos que este esquema implica un mayor crecimiento económico para la CDMX. La idea es que sea un impulso para que otras empresas, que también tienen su sede en Vallejo, nos ayuden a generar este esquema de reciclamiento de los residuos sólidos, particularmente los plásticos. Así reindustrializaría de manera sustentable la zona de Vallejo”, comentó Sheinbaum.

Sheinbaum Pardo acudió a la presentación del plan de manejo de residuos de Grupo Bimbo, que anunció que en octubre comenzará a emplear en sus productos el primer empaque totalmente compostable. La empresa mexicana será pionera en el uso de esta tecnología. La envoltura, además de proteger los alimentos, se podrá disponer junto con los residuos orgánicos. Actualmente, el 100% de los empaques de esta empresa son “oxobiodegradables” y reciclables. Es decir, las envolturas no captadas se desintegran, por medio de un proceso natural, sin tener afectaciones en el medio ambiente. 

El presidente de Grupo Bimbo, Daniel Servitje, planteó que reciben electricidad por energía eólica y solar en algunas de sus plantas productoras y que incluso realizaron una inversión para diseñar y desarrollar su propio parque vehicular, que por el momento cuenta con 400 unidades eléctricas en circulación en la Ciudad de México. 

“Refrendamos nuestro compromiso en el cuidado del medio ambiente. Forma parte de nuestro propósito ser una empresa sustentable. Creemos en la innovación de las energías limpias. Estamos instalando sistemas de paneles solares en más de 70 centros de trabajo en nuestro país”, comentó Servitje.

En la conferencia también estuvieron presentes Mario Molina, Premio Nobel de Química, Dolores Barrientos, Representante de México del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, y Anne-Marie Delort, Directora de Investigación del Centro Nacional de Investigación Científica de la Universidad de Clermont-Ferrand, de Francia.