COBACH y CECYTE acusan que Federación sigue sin cumplir con recursos

Ambas instituciones acusan que el gobierno federal sigue sin cumplir con los recursos que les prometieron, por lo que deberán hacer ajustes que afectarán a la comunidad escolar.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Tanto el Colegio de Bachilleres (COBACH) como el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYTE) de Baja California acusaron que el gobierno federal sigue sin cumplir con los recursos que les prometieron, por lo que deberán hacer ajustes que afectarán a la comunidad escolar.

Este año el COBACH sufrió un recorte por 152 millones de pesos, mientras que el CECYTE dejó de recibir 28 millones de pesos.

La directora del COBACH, María del Rosario Rodríguez, informó que la federación sigue sin autorizar el recurso presupuestado para esta institución, por lo que deberán de recortar el número de alumnos de nuevo ingreso que aceptarán para el próximo ciclo escolar.

«Esto nos ha obligado a hacer una reingenería con la finalidad de otorgar el mayor número de espacios posibles, pero afectaremos como mínimo a 2 mil 414 alumnos quienes serán rechazados», manifestó.

El director del CECYTE, José Luis Kato, afirmó que desde hace tres años ha sido una constante que le recorten recursos a esta escuela, lo cual ha llevado a que poco a poco se reduzcan los espacios para jóvenes de nuevo ingreso y destacó que para este año preveían recibir 10 mil alumnos, pero que con los recortes implementados por el gobierno federal sólo podrán ingresar 7 mil 700.

Ambos directores, también señalaron, que como parte de la estrategia para combatir la falta de recursos, se ajustará el número de docentes en las dos instituciones con el fin de ahorrar lo más que se pueda para «sobrevivir a estos tiempos inciertos».

De acuerdo a datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Baja California recibió 1,010.4 millones de pesos de enero a abril de 2019, cifra menor a los 1,109.5 millones de pesos que percibieron en el mismo lapso, pero de 2018. Es decir, 100 millones de pesos menos.