Continúa euforia por el Buen Fin

Ayer comenzó el Buen Fin y las compras no han parado en todas las tiendas de la ciudad de méxico. El gobierno federal y los empresarios aseguraron que no hay ofertas engañosas en el Buen Fin 2018, como muchos consumidores han reportado en las últimas ediciones de este programa de descuentos.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

CIUDAD DE MÉXICO. Ayer comenzó el Buen Fin y las compras no han parado en todas las tiendas de la ciudad de méxico.

El gobierno federal y los empresarios aseguraron que no hay ofertas engañosas en el Buen Fin 2018, como muchos consumidores han reportado en las últimas ediciones de este programa de descuentos.

Sin embargo, en la mayoría de los equipos que más adquiere la gente, tampoco hay esos precios locos de 50 % menos, como sucede en Estados Unidos.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rogelio Cerda Pérez, comentó que desde septiembre y octubre el organismo monitoreo precios para verificar “que no le tomen el pelo” a los compradores.

Rocío Ruiz Chávez, subsecretaria de Normatividad y Competitividad de la Secretaría de Economía, dijo que en cada una de las ediciones celebradas hasta ahora las “cámaras de comercio, productores, distribuidores y entidades de gobierno han respaldado su compromiso por cuidar la economía de las familias mexicanas y beneficiar a los sectores productivos de país”.

Este Buen Fin podría dejar por lo menos mil 500 millones de pesos en ingresos a los bancos sólo por el cobro de comisiones que hacen a los comercios que reciben pagos con tarjetas de crédito o débito.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los bancos cobran en promedio el 2.66% del total de cada una de las ventas que registren los comercios que reciban pagos con tarjetas de crédito o débito.

Asimismo, detalló que el año pasado, del total de las ventas registradas,  57% se realizó con tarjetas.

Para el Buen Fin 2018, se estima que las ventas totales ascenderán a 100 mil millones de pesos y de éstos por lo menos 57 mil millones se realizarían con tarjetas bancarias, de debito o crédito.