¡De reversa! Tren Maya no va… por ahora

El CRIPX metió un recurso de amparo con el cual logró la suspensión provisional de la obra; "hubo irregularidades en la consulta", acusan

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

«Después de la simulada y fraudulenta consulta ordenada por el ejecutivo federal y ejecutada en perjuicio de los pueblos originarios de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas», las comunidades indígenas de los pueblos Maya Peninsular y Ch’ol, asentados en Campeche, obtuvieron una suspensión provisional por parte del Poder Judicial de la Federación para evitar la construcción del Tren Maya.

De acuerdo a un comunicado, representantes del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX) informaron que dicho resultado se obtuvo el pasado 14 de enero, a través una solicitud de amparo promovida en el Juzgado Primero de Distrito del estado.

«En el amparo que presentamos denunciamos que el proceso de consulta se llevó a cabo sin cumplir con los estándares internacionales que marca el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del cual el Estado mexicano es parte, así como en contravención de lo que señala la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)», dijeron en un comunicado.

El CRIPX explicó que decidieron meter este recurso legal, debido a que nunca recibieron información previa detallada, ni se respetó el derecho de participación. «La estructura de los foros fue diseñada de manera unilateral, sus formas y modos no fueron acordes con la toma de acuerdos de las comunidades”, manifestó uno de los representantes, quien pidió a los pueblos afectados por el Tren Maya a defender su derecho a una verdadera consulta, autónoma y de libre determinación.

De igual manera, Ernesto Martínez, defensor comunitario ligado al CRIPX, manifestó que no están en contra de que se realice el Tren Maya, pero «sí estamos para velar nuestros derechos, el derecho de nuestros pueblos, porque yo como indígena Ch’ol veo la afectación y problemáticas que hay en mi comunidad».

Con este amparo, se acordó la suspensión provisional de la construcción del Tren Maya, lo cual provoca la abstención de decretar la aprobación de dicho proyecto, o bien de realizar actos tendientes a la ejecución hasta que se resuelva sobre la suspensión definitiva.

En días pasados, López Obrador había informado que los procesos de licitación para la construcción de este obra se realizarían a la brevedad, ya que se tenía contemplado iniciar la edificación de este proyecto el próximo 30 de abril.