Detención de Ovidio Guzmán duró tres horas con 34 minutos: Sedena

Tras su detención, el presunto delincuente pidió a su hermano Iván Archivaldo que detuviera las agresiones en Culiacán, Sinaloa.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ovidio Guzmán López, el hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, estuvo detenido por tres horas con 34 minutos, de acuerdo la titular de la Secretaría de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval. 

El secretario sustentó sus dichos en un video para presentar la línea de tiempo de los los hechos ocurridos hace dos semanas en Culiacán, Sinaloa; ahí se escucha decir a Ovidio Guzmán: «Ya, tranquilos, paren todo» al momento de ser detenido por el Ejército y la Guardia Nacional.

Durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador se mostraron las imágenes en las que el hijo de Joaquín Guzmán Loera, es cercado por elementos de la Guardia Nacional afuera de su domicilio.

Tras su detención, el presunto delincuente pidió a su hermano Iván Archivaldo que detuviera las agresiones en la ciudad. » A pesar de ello, las agresiones continuaron e incluso se amenazó con atacar a las familias del personal militar que participaban en el operativo», manifestó el secretario de la Defensa Nacional. 

También indicó que Ovidio Guzmán fue retirado de su domicilio a las 15:15 horas del 17 de octubre. Sin embargo, cuando se estaba en las labores de extracción, el cerco de seguridad exterior no se pudo completar. 

De acuerdo al titular de la Sedena, López Obrador se enteró de lo que sucedía media hora después y tras ser notificado sobre las agresiones que se realizaron en Culiacán, decidió soltar al hijo del «Chapo» argumentando que se debía proteger la vida de los ciudadanos. 

«A las 18:49, por decisión del Gabinete de Seguridad se determina retirar a las fuerzas que realizaban la operación”, concluyó.