Echan para atrás el aumento en el costo del pasaje de la CDMX

Concesionarios de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) y autoridades capitalinas llegaron a un acuerdo, echan para atrás el aumento en el costo del pasaje en la CDMX, ante la entrega de un subsidio al combustible.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Concesionarios de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) y autoridades capitalinas llegaron a un acuerdo, echan para atrás el aumento en el costo del pasaje en la CDMX, ante la entrega de un subsidio al combustible.

El vocero de la FAT, Nicolás Vázquez Figueroa, informó que no subirán dos pesos la tarifa mínima en la capital del país, gracias al subsidio de cuatro mil pesos que recibirán por cinco meses.

“Se recibe un subsidio al combustible con cuatro mil pesos mensuales a cada concesionario, que nos dará el gobierno de la Ciudad de México en los siguientes cinco meses, plazo en el que se buscará un cambio sensible y se pueda observar las mejoras en apoyo al usuario.

“Nos comprometemos públicamente a qué cumpliremos todos los acuerdos en lograr avances en materia de la regularización de las concesiones, así como en el programa de renovación del parque vehicular, entre otros más”, expresó Vázquez Figueroa.

También adelantó que entre otros acuerdos a los que llegaron están la dignificación de los operadores a través del servicio de salud en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); la instalación de cámaras de videovigilancia, botones de pánico y la renovación de las unidades chatarra, entre otros.

“La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que los acuerdos alcanzados fueron para que no se incremente el servicio público; además de que todos los operadores deberán de portar el uniforme de la línea o ruta a la que pertenezcan, así como participar en programas de capacitación”, refirió.

Indicó que se instalarán cámaras de video vigilancia, GPS y los botones de pánico que estarán conectados con las dependencias de seguridad en  todas las unidades de la Fuerza Amplia de Transportistas de la Ciudad de México.

“Nosotros nos hemos comprometido a colaborar con las autoridades de la Ciudad de México en el proceso de supervisión, en la capacitación y renovación de las unidades, así como en el descenso de los usuarios en ocupar el primer carril”, expuso.