El paro del 9 de marzo tuvo un impacto de 37,000 millones de pesos

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

El día de ayer no fue un lunes cualquiera para México, pues poco más de 22 millones de mujeres se sumaron al movimiento #UnDíaSinNosotras para protestar contra la violencia machista. 

A pesar de que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, miles de ellas se reunieron para realizar la marcha por la justicia y seguridad en el país, el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) 10 mujeres fueron asesinadas por el simple hecho de serlo. 

Desde 2016 hasta la fecha, el número de feminicidios pasó de 426 a 1,006, en enero la cifra fue de 73 feminicidios, según el snsp. Durante el mismo mes, se registraron 19,183 llamadas de emergencia por hechos violentos contra las mujeres, pero solo se abrieron 8,163 carpetas de investigación. 

El Mapa Nacional de los Feminicidios en México, creado por la ingeniera geofísica María Salguero, señala que en los 66 días que van del año, se han efectuado cerca de 170 asesinatos de mujeres en el país. 

Debido a la situación de violencia que las mexicanas viven todos los días, maestras, abogadas, secretarias, personal de limpieza, empresarias, estudiantes, periodistas y un sinfín de mujeres que representan 45.5% de la fuerza laboral, 77% de la fuerza laboral doméstica no remunerada y 54% de la carga total de trabajo, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, decidieron llevar a cabo el paro nacional, con el lema “¡El 9 ninguna se mueve!”. 

Ante este movimiento, José Manuel López Campos, Presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), dijo que este día tendría un costo económico para el país de 26,000 millones de pesos (mdp), sin embargo el resultado final fue de 37,000 millones de pesos. 

Finalmente para dar otra muestra del impacto que dejó el paro nacional, solo basta con voltear a ver a la industria automotriz en México. Un día sin mujeres fue el equivalente a suspender actividades por 24 días consecutivos, dice González.