El sector empresarial reprueba la consulta sobre Constellation Brands

El sector empresarial lamenta y rechaza la decisión del gobierno federal de no continuar con la construcción de la cervecera de Mexicali.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Tras darse a conocer los resultados de la consulta ciudadana que se llevó a cabo en Mexicali el pasado fin de semana, el gobierno federal anunció este lunes que no permitirá la culminación de la cervecera de Constellation Brands. La reacción del sector empresarial fue de total solidaridad para los inversionistas. 

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) desestimó los resultados de la consulta, principalmente porque “propicia un entorno de incertidumbre jurídica que repercute directamente directamente en las posibilidades de inversión extranjera en nuestro país”.

Otro de los sectores que se verían sensiblemente afectados sería el de la generación de empleos y la activación económica de la región. La empresa cervecera ya había invertido 900 millones de un total de 1,400 millones de dólares y la construcción de la planta tenía un avance del 70%.

Por su parte, Gustavo Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), acusó de “irresponsable” las acciones que tomó el gobierno federal con el asunto de la instalación de la cervecera de Mexicali. 

“En la actual coyuntura de crisis global, más allá de diferencias ideológicas, la consulta es un acto temerario para la economía del país (…) Hoy está amenazada una de las libertades que defendemos: la libertad de emprender”, dijo Hoyos.


El líder de la Coparmex solicitó difundir mensajes que informen y expliquen a los socios, compañeros, colaboradores, familia y amigos, de la gravedad de la situación. Solicitó de alguna manera “frenar esta aberración” y pugnar por la “sensibilización de los mexicanos” con la finalidad de que el gobierno federal reconsidere la situación.

Por su parte, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), así como más de 115 agrupaciones reprocharon el resultado de la consulta ciudadana de Mexicali porque es “carente de fundamento legal, es anticonstitucional y porque estuvo orientada a suspender la inversión realizada por la empresa cervecera”.

“Este momento de crisis, con moneda depreciada, finanzas públicas amenazadas, riesgo de desempeño y menores tasas de interés y disponibilidad de capitales (porque después de la crisis sanitaria que se vive en el mundo, buena parte de los capitales se aplicarán a la recuperación de cada país), impulsar esta medida es extremadamente imprudente y pone en entredicho a México como país de destino de inversiones extranjeras”, expresa el documento avalado por Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Concamin.

De acuerdo a los estudios realizados por el Colegio de la Frontera Norte, estimó que la planta cervecera en Mexicali generaría 32 mil 200 empleos directos e indirectos, además de que adquirió un compromiso con la Comisión Nacional del Agua de regresar cuatro litros de agua por cada uno que ocuparía con la finalidad de ayudar a la recuperación de los acuíferos.