Exoneran a Bartlett por omitir inmuebles en su declaración patrimonial

Este jueves la Secretaría de la Función Pública (SFP) exoneró a Manuel Bartlett de haber omitido en su declaración patrimonial, la existencia de 25 inmuebles y 12 empresas a nombre de sus hijos y de su pareja sentimental.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Este jueves la Secretaría de la Función Pública (SFP) exoneró a Manuel Bartlett de haber omitido en su declaración patrimonial la existencia de 25 inmuebles y 12 empresas a nombre de sus hijos y de su pareja sentimental, Julia Elena Abdala Lemus.

Irma Eréndira Sandoval, titular de la SFP informó que no se encontró ningún conflicto de interés de parte de Bartlett, mientras este se desempeñaba como titular de la CFE.

«De las constancias recabadas no se desprende que Manuel Bartlett haya tenido conflicto de interés y que haya actuado como servidor público bajo esa cuestión, ya que en la temporalidad de hechos denunciados el investigado no tiene injerencia en control de las empresas por las que fue cuestionado en las denuncias presentadas», dijo la titular de la dependencia.

«Dichas empresas pertenecen a sus hijos y a la persona con la que tiene vínculo sentimental. Como director de la CFE, no ha intervenido en estos asuntos relacionados con dichas empresas como pudiera ser la celebración de algún contrato».

Fue en una investigación periodística realizada en el mes de septiembre, cuando se reveló que Bartlett omitió en su declaración patrimonial y de intereses el registro de 25 inmuebles con un valor aproximado de 800 millones de pesos y 12 empresas que están a nombre de Abdala Lemus y sus hijos.

Sandoval indicó que los hijos del funcionario figuran como propietarios, pero que ya son mayores de edad, por tanto, no son dependientes económicos y no existe la obligación legal para el servidor público de dar cuenta de los inmuebles.

La SFP comprobó que Bartlett tiene participación en dos empresas: Comercial Lebasi y Carawet, la primera consignada en su declaración y en la segunda dejó de la sociedad el 5 de noviembre de 2018.

Sandoval indicó que la Función también investigó si, desde su posición como director de CFE, Bartlett benefició a alguna empresa de su pareja sentimental o de sus hijos y no se encontró evidencia de ello.

«No hay intocables, no hay perseguidos», sostuvo.