Gobernadores en contra del Proyecto de Presupuesto de 2020

Gobernadores iniciaron una campaña para oponerse al Proyecto de Presupuesto de 2020, pues registró fuertes caídas en las aportaciones y participaciones para los estados, al igual que en fondos federales para proyectos de infraestructura

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Gobernadores iniciaron una campaña para oponerse al Proyecto de Presupuesto de 2020, pues registró fuertes caídas en las aportaciones y participaciones para los estados, al igual que en fondos federales para proyectos de infraestructura.

El reparto de recursos no es considerado equitativo por algunos gobernadores, por lo que mandatarios estatales como Javier Corral Jurado, de Chihuahua, y José Rosas Aispuro, de Durango, plantearon abandonar el Pacto Fiscal con la Federación.

Corral propuso un escenario crítico para la entidad que gobierna, ya que el recorte de mil 500 millones de pesos implica una baja de 30 por ciento en desarrollo rural; turismo, 40 por ciento e infraestructura, casi 50 por ciento.

Por su parte, Rosas Aispuro reportó una disminución de más del tres por ciento en participaciones y aportaciones, además de una reducción de 108 millones de pesos al fondo del campo, con respecto a 2019.

“Si la Federación no nos quiere, salgámonos del Pacto Fiscal. Que los impuestos se cobren en Durango y ya no se los lleve la Federación y nos regrese lo que quiera”, aseguró el gobernador duranguense.

El mandatario de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez, planteó que el presupuesto para el 2020 de dicho estado significa un déficit de dos por ciento, pues no se cubrirá el aumento de la inflación de 3.5 puntos para el próximo año.

El sector para la obra pública se redujo en cinco por ciento de manera global; la construcción de la presa El Zapotillo sufrirá un recorte de 150 millones de pesos, mientras que el Tren Interurbano únicamente contará con 20 millones de pesos.

Ante el panorama anterior, Sinhué Rodríguez solicitó al Congreso Estatal un crédito de 5 mil 350 millones de pesos para carreteras, escuelas, salud pública y desarrollo regional.

Francisco Domínguez, mandatario queretano, se presentó al respecto y consideró que no es equitativo que la Federación se quede con el 80 por ciento de los fondos vigentes y regrese únicamente el 20 por ciento a los estados participantes.

En Baja California, la Federación cuenta con una una deuda de 400 millones de pesos para la Secretaría de Educación de la entidad, complicando el pago a maestros.

Encabezado por la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), el conjunto anterior de mandatarios han solicitado la reforma de la Ley de Coordinación Fiscal, para que el reparto presupuestal sea equitativo para las demás entidades.

Por su parte, el jalisciense Enrique Alfaro llamó a los empresarios, universidades y sindicatos del estado a alzar la voz en protesta de los recortes a carreteras, turismo, educación, cultura y campo.

Destacó que prevé un recorte de al menos uno por ciento de gasto estatal, que ya este año sufrió una caída de 2 mil 500 millones de pesos.

Obras como el Peribús y la Línea 4 del Tren Eléctrico no tuvieron aportaciones presupuestales.

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, advirtió que el déficit para el campo y turismo registran declives, a pesar de que éste último haya creado 210 mil empleos en la entidad, señaló.

Carlos Joaquín González, mandatario de Quintana Roo, destacó recortes en el campo de 31 por ciento; comunicaciones y transportes, 21 por ciento y el Ramo 33, seis por ciento, el cual está destinado a infraestructura educativa, salud y seguridad pública.