Inician obras de la refinería de Dos Bocas con un permiso ambiental de 2015

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por medio de la Administración Portuaria Integral (API), autorizó la ampliación del Puerto Dos Bocas de Paraíso, en Tabasco.

A pesar de que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para dicha obra se aprobó en 2015, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la retomó e inició el pasado fin de semana con las primeras labores de acondicionamiento del lugar que albergará la refinería, una de las magnas obras que prometió durante su campaña presidencial.

El expediente del trámite que otorgó finalmente el permiso para iniciar con las obras se abrió el 24 de mayo ante la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat y tan sólo una semana después se aprobó. El tiempo normal de respuesta para este tipo de trámites es de 60 días y pueden durar hasta un año.

«(Las obras) no provocarán impactos ambientales significativos, que puedan generar desequilibrios ecológicos o rebasar los límites y condiciones establecidos en las disposiciones jurídicas relativas a la protección al ambiente, así como a la preservación y restauración de los ecosistemas», indicó la Semarnat en el documento.

La “Ampliación del Puerto Dos Bocas, Paraíso, Tabasco” se lleva a cabo con el MIA expedido a la API el 15 de octubre de 2015. Gracias a esto es que el gobierno federal puso manos a la obra con el aumento de volumen y profundidad del dragado de la zona.

Los trabajos que se pueden realizar con este permiso son: construcción de muelle petrolero y un muelle poniente, reparación de rompeolas, prolongación de espigones, obras de dragado, aperturas de zonas de tiro en el mar para desechar productos de dragado, obras para ganar terreno al mar, relleno y nivelación de predios, construcción de vialidades, instalación de una red de alumbrado, construcción de una bodega, de un tanque para almacenamiento de agua potable, así como un centro de control de tráfico marino y atención a emergencias.

La Secretaria de Energía, Rocío Nahle García, previo al inicio de los trabajos, comentó que se comenzaría a laborar en el terreno de la sede de la API en Dos Bocas, esto debido a las condiciones meteorológicas; sin embargo, se le advirtió que podría incurrir en violaciones a la legislación ambiental debido a que la obra no cuenta con estudios recientes del impacto ambiental.

 

Con información de Reforma