Jueces deben ser instrumento de cambio social.- Zaldívar

Los jueces constitucionales deben ser un instrumento de cambio social, pues lo que importan son las personas y no las fronteras, señaló el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, en el marco del “Diálogo entre jueces constitucionales de América Latina”.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- Los jueces constitucionales deben ser un instrumento de cambio social, pues lo que importan son las personas y no las fronteras, señaló el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, en el marco del “Diálogo entre jueces constitucionales de América Latina”.

“El constitucionalismo transformador nos compromete a los jueces constitucionales a ser instrumento de cambio social, a estar siempre del lado correcto de la historia que no me cabe duda, es el lado de los más débiles, que a través del derecho, deberán convertirse en los más fuertes”, comentó el ministro presidente ante jueces.

Además, el impartidor de justicia se refirió a la crisis que atraviesa el Sistema Interamericano de Derechos Humanos en América Latina. Ante juzgadores de diversos países, reconoció el papel en la región de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la que la Suprema Corte “se considera aliada de estos esfuerzos en beneficio de todas las personas”.

Sin embargo, el Arturo Zaldívar consideró que “hay riesgos, y riesgos reales de retrocesos en materia de derechos, derechos que pensábamos habían alcanzado un estado en el cual ya no podían revertirse, hoy están cuestionados y están en crisis”.

Por ello, pidió apoyar a los tribunales de aquellos países latinoamericanos que se encuentren amenazados. “Esta unión también ayuda para que todos los tribunales aportemos nuestro apoyo moral y político a la visibilidad e independencia de aquellos tribunales y cortes que se ven amenazados en otros países”, dijo.

Zaldívar señaló que los tribunales y cortes de Latinoamérica tienen la obligación de ser independientes del poder político y económico. “Nosotros como tribunales constitucionales tenemos la obligación de ser independientes del poder político, pero se olvida con frecuencia que tenemos que ser también independientes del poder económico. Los tribunales constitucionales deben ser ajenos al poder económico; no deben prestarse nunca a ser instrumentos del poder económico”, sostuvo.

Además, indicó que los sistemas encargados de la impartición de justicia deben ser independientes también de la política partidista e institucionalizada, pues “ese es el gran reto que tenemos los tribunales en todo el mundo”.

El encuentro, que se lleva a cabo en la sede de la SCJN, tiene por objetivo el conocimiento, intercambio y discusión de sentencias relevantes entre los tribunales participantes. El espíritu de estos diálogos es la generación de encuentros de comunicación y colaboración para lograr una protección más completa y efectiva de los derechos humanos.