Queman casillas de consulta sobre Termoeléctrica La Huexca

Una agrupación de opositores del Frente de Pueblos de Morelos marcharon desde la termoeléctrica de Huexca a Cuautla, Morelos, para demandar que se cancele la consulta del fin de semana

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- Una agrupación de opositores del Frente de Pueblos de Morelos, marcharon desde la la termoeléctrica de La Huexca a Cuautla, Morelos, para demandar que se cancele la consulta del fin de semana y, el esclarecimiento del homicidio de Samir Flores Soberanes, dirigente comunitario de Amilcingo, quien era opositor a la termoeléctrica y a la encuesta.

A pesar de las protestas que han generado un ambiente crispado, la consulta sobre la termoeléctrica de Huexca se efectúa en nueve municipios de Tlaxcala, 36 de Morelos y 15 de Puebla. Sin embargo, en algunas comunidades de Morelos, en donde ya se ha iniciado la consulta, grupos de opositores están violentando los sitios donde se colocaron las urnas.

La vocera de la comunidad de Huexca, Teresa Castellanos Ruiz, sentenció: “Ahora le hacemos un llamado al Presidente de la República, le decimos que con sus palabras que utilizó es lo que desencadenó; que pare todo esto, que pare la consulta. Nosotros no somos, como dicen algunos medios, que nosotros hicimos todo esto para parar la consulta”.

El ambiente en La Huexca se ve convulsionado, debido al miedo que ha causado en la comunidad el asesinato de Samir Flores Soberanes y a la inconformidad de la consulta.

“Nosotros estamos decidiendo que no vamos a ir a participar, que ya se llenó esto con sangre; precisamente el compañero luchó por la vida y ahora resulta que lo asesinan. Entonces no estamos dispuestos a participar, que venga el Presidente de la República a los pueblos afectados, que escuche a las gentes de los pueblos afectados”, manifestó Teresa Castellanos Ruiz.

Por otro lado, Tomás Toral Nájera, vicario de la Diócesis de Cuernavaca, hizo un llamado para suspender la consulta, al asegurar que, tras el homicidio de Samir, no hay condiciones para que este ejercicio se realice; incluso pidió a las autoridades federales respeten los amparos ganados por los pueblos.

Según Toral Nájera, Ramón Castro Castro, obispo de Cuernavaca, también respalda la causa, ya que pidió que primero se esclarezca el asesinato de Samir Flores antes de volver a convocar a una consulta sobre la termoeléctrica.