Morena propone quitar etiqueta de «leche» a bebidas vegetales

Diputados de Morena propusieron modificar el etiquetado de las leches vegetales para evitar "confundir al consumidor"

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- Diputados de Morena propusieron modificar la etiqueta de leche a bebidas vegetales o productos lácteos para evitar «confundir al consumidor».

Según el diario Reforma, los legisladores morenistas presentaron ante la Cámara de Diputados la iniciativa que busca que las bebidas vegetales dejen de llamarse «leche», al igual que fórmulas o productos que tengan una vaca en su imagen, ya que argumentaron que realmente no es un producto lácteo que proviene de dicho animal.

«Lo que intentamos es que ya no se venda leche con el nombre de ‘leche’ que no sea leche, porque eso llega a confundir al consumidor. (Estos productos) se tendrían que reetiquetar y que dijeran cualquier otra cosa, pero que no dijeran ‘leche'», explicó Eduardo Ron Ramos, presidente de la Comisión de Ganadería del Legislativo.

La exposición de motivos del proyecto de iniciativa argumenta que las fórmulas lácteas y los productos lácteos combinados no tienen la cantidad de proteínas que se requieren para denominarse leche, por lo que su nombre induce a un error.

De acuerdo con la nutrióloga Valeria Rubio, para que una bebida se pueda llamar leche necesita ser de origen animal y contener al menos 30 gramos de proteína por litro.

Además, con la nueva legislación, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tendría la obligación de retirar de anaqueles una «falsa» leche.

Se consideraría como falsa leche para bebidas de origen vegetal que se venden como «leche de almendras» o «leche de coco» y para fórmulas o productos combinados que aludan ser de origen animal con algún signo, símbolo o imagen, como una vaca.

Otra iniciativa singular de dicho partido fue la eliminación del horario de verano, pues abogaron que únicamente trae consecuencias nocivas para la salud y no es benéfico para la economía del país.