Desordenada reunión por derrame en Sonora

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Durante la reunión entre funcionarios del Gobierno federal y alcaldes de la zona del Río Sonora afectados por el derrame del 2014, la organización ambientalista Project Poder ingresó sin ser invitada y mostró algunos carteles que tuvieron poco eco.

A la reunión asistieron los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como de Salud, – Víctor Manuel Toledo y Jorge Alcocer-, además de funcionario la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Comisión Nacional de Agua y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

El derrame ocurrió el 6 de agosto del 2014 en las inmediaciones de la mina Buenavista del Cobre, operada por Grupo México que ello, reportó el hecho a la autoridad ambiental y cumplió con las acciones de remediación que establece la ley y disposiciones de las autoridades sanitarias.

Incluso, Francisco Martín Romero, investigador del Instituto de Geología de la UNAM, que encabezó a un grupo que analizó la efectividad de los trabajos de remediación, dijo que la cantidad de metales son los normales para una zona minera.

En este sentido, comentó que las condiciones de agua del río no representan daños a la salud y la concentración de elementos como hierro, aluminio y magnaneso, están en “concentraciones naturales que siempre han existido en la zona».

Además, aseguró que los trabajos de remediación realizados por la empresa minera y autoridades estatales y federales, fue eficiente.

Las autoridades explicaron que no encontraron un expediente completo sobre el problema, por lo que han comenzado a investigar retomándolos, pues han encontrado poca información. Cofepris dijo que se revisaron análisis en 60 pozos y redes de agua y encontraron que los metales pesados están fuera de norma, por lo que urge continuar con esta investigación para determinar si tienen alguna relación con el derrame de 2014 o si corresponden a la mineralización natural de la zona o a alguna otra fuente «.

Asistentes al encuentro declararon que la autoridad no tiene información, ni postura, ni propuesta para la región, “solo fueron a sentarse y se acabaron calentando con el ánimo del colectivo de activistas que se hizo presente».

El secretario de Semarnat, Víctor Toledo, hizo referencias en cuanto a las ganancias de las empresas y mostró una visión más ideológica que técnica del evento de 2014 y de sus supuestos efectos.

Los funcionarios pidieron “unión” de los presidentes municipales de la zona, pues dijeron que hay información que no coincide tampoco con la que aportan los comités ciudadanos de esos municipios. Durante la reunión, a grito abierto algunos asistentes pidieron plantas potabilizadoras de agua, pues según ellos siguen sufriendo enfermedades y malestares por las aguas contaminadas.