Propicia basura en las calles ¡hasta socavones!

La cantidad de basura tirada en la calle es responsable en gran medida de las inundaciones y socavones en diferentes ciudades de la República Mexicana.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Además de los múltiples problemas que ya se conocen por la basura, existen otros dos que se notarán más en los próximos meses: los encharcamientos y socavones.

En la Ciudad de México, la basura es responsable del 50 por ciento de los encharcamientos en la metrópolis, de acuerdo con estadísticas del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Conapred), debido a que se tapan las coladeras y no se puede dar salida a esa agua.

Las afectaciones por la basura han sido tales que incluso la Línea A del metro (compartida con el Estado de México) se inundó el año pasado en diferentes estaciones.

Pero el problema no es exclusivo de la capital mexicana. En Manzanillo, a principios de mayo, la asociación civil Medio Ambiente y Recursos Submarinos (Mares) advirtió que ocho toneladas de basura serán arrasadas por la lluvia y desembocarán en la playa.

En San Mateo Atenco, Estado de México, debido al alto volumen de las lluvias y el nulo desfogue de agua por las coladeras a consecuencia de la basura, se registran inundaciones consistentemente cada año.

 

También los socavones

 

Los socavones se forman debido a que la humedad reblandece el suelo por debajo del pavimento, el cual eventualmente da de sí ante la vibración del paso de los autos y el mismo peso de edificaciones y vehículos.

Cuando llueve, la basura en la vía pública o en el arroyo vehicular fluye con el resto del agua rumbo a coladeras para después atorarse dentro de la tubería, estancando lo que viene en el ducto, lo que ocasiona dicho reblandecimiento del subsuelo.

Un ejemplo de esto sucedió en Querétaro en la temporada de lluvias del año pasado, cuando en plena en avenida Universidad, frente a la escuela Centenario, se formó un socavón de cinco metros de ancho y tres de profundidad, atribuible directamente a que se rompió un tubo de drenaje por la cantidad de basura dentro del mismo.

La recomendación a la población civil es evitar tirar basura en la vía pública, para acabar con este tipo de obstrucciones.

En la mayor parte del país, la temporada que registra mayor precipitación se extiende de mayo hasta octubre.