Rufta, la loba mexicana del zoológico de Aragón, murió por una enfermedad

Rufta fue sometida a una eutanasia debido a las complicaciones que sufrió debido a un tumor maligno en la nariz y el cerebro.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Rufta fue sometida a una eutanasia debido a las complicaciones que sufrió debido a un tumor maligno en la nariz y el cerebro. Ella era una hembra de lobo mexicano del Programa Binacional México-Estados Unidos para la conservación de la especie y era residente del Zoológico de San Juan de Aragón, en la Ciudad de México.

Esta determinación se tomó después de que Rufta fue sometida a una valoración médico veterinaria, además de una prospección de calidad de vida. Así lo dio a conocer la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), dirigida por Marina Robles, a través de un comunicado.

Inició a manifestar algunos síntomas de la enfermedad en septiembre y los médicos veterinarios de los zoológicos de la Ciudad de México, junto con otros especialistas, diagnosticaron la enfermedad de Rufta y sus posible consecuencias.

“Después de diversos procedimientos especializados, el pasado 22 de noviembre, a través de un estudio detallado de tomografía computarizada y de citopatología, se logró diagnosticarle un tumor maligno (adenocarcinoma) en cavidad nasal y craneal con un pronóstico grave.

“El equipo médico veterinario de la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, en conjunto con la Dirección de Conservación y Bienestar Animal y la Dirección de Operación Científica y Técnica aprobó que se llevara a cabo la eutanasia de Rufta, con el objeto de evitarle mayor sufrimiento, tomando en cuenta que las lesiones causadas por el tumor eran irreversibles”, informó la Sedema.

Rufta llegó al zoológico de San Juan de Aragón, en febrero pasado, procedente de Monterrey, Nuevo León. Su edad era de seis años y siete meses. Sería integrada al programa de reproducción de esta especie en peligro de extinción.

En su estancia en el zoológico, Rufta no había presentado problemas de salud importantes, sin embargo, a partir del mes de septiembre recibió atención y tratamiento permanente debido a que presentó un deterioro en su condición de salud.