Acusan sobornos en gobierno de BC

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, y Rodrigo Llantada Ávila, titular del CCE en Mexicali, fueron acusados de sobornar al gobierno bajacaliforniano.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Desde antes de la entrada en vigor de la actual administración, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y Rodrigo Llantada Ávila, titular del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Mexicali habrían sobornado a autoridades del gobierno de Baja California.

De acuerdo con documentos obtenidos por Reporte Indigo y Punto Norte Tijuana, ambos formaban parte del consejo de administración de Productos Agropecuarios Cachanilla, la cual habría negociado un contrato para alimentar a los internos en prisiones estatales, por un valor de 25 millones de pesos.

La investigación se abrió el 25 de noviembre gracias a una denuncia interpuesta por Rosendo Colorado, quien presuntamente habría sido testigo del soborno, el cual se habría realizado entre septiembre y octubre del presente año.

Dos elementos del gabinete de Jaime Bonilla Valdez fueron separados de su cargo tras darse a conocer dicha red de corrupción: Cynthia Gissel García Soberanes, secretaria de Bienestar; y Jesús Núñez Camacho, Oficial Mayor.

El motivo de la separación es que estos acuerdos se habrían concretado meses antes de la toma de posesión de Bonilla Valdez, y de acuerdo con el testigo, alcanzarían una suma de 300 millones de pesos, de los cuales, 24 corresponderían a cada funcionario.

Por su parte, De Hoyos Walther negó haber estado relacionado con Integradora de Productos Agropecuarios Cachanilla S de RL de CV.

“No soy, ni he sido nunca socio de esa empresa. No tengo conocimiento ni intervención en ninguna de sus operaciones. Soy parte de una firma de servicios legales con centenares de clientes en todo el país y el extranjero.

“No he desempeñado en ningún momento ese cargo, ni he participado en ninguna reunión o actividad de esa empresa. Dudo mucho que haya firmado esa escritura y menos aún la aceptación de ese cargo”, indicó a Reporte Índigo.

Asimismo, pidió no confundir a la mencionada empresa con Productos Agropecuarios Cachanilla, sin embargo, ambas comparten dirección y año de formación (2011), de acuerdo con documentos en poder de la Secretaría de Economía.

Bonilla, por su parte, declaró que su gobierno buscará eliminar la corrupción, ya sea de gobiernos pasados o durante su propia administración.