SSPC y Sedena reconocen operativo fallido y deficiente en Culiacán

Alfonso Durazo y el General Luis Cresencio Sandoval reconocieron que el operativo para capturar a Ovidio Guzmán López fue fallido, deficiente e improvisado

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y el General Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, reconocieron que el operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, fue fallido, deficiente e improvisado.

«No hay pacto con criminales (…), no hay estado fallido, lo que hubo fue un operativo fallido», admitió Durazo durante conferencia de prensa en Culiacán, Sinaloa.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana aseveró que se realizará una investigación de dicho operativo para sancionar a los responsables. Además, añadió, que no se les informó a tiempo sobre la orden de captura que se tenía sobre Ovidio Guzmán.

Por su parte, el titular de la Sedena admitió que se llevó a cabo un operativo deficiente en el Sector Tres Ríos de Culiacán en el que no se consideró la magnitud de la reacción de los criminales.

Puntualizó que el hijo de ‘El Chapo’ no fue aprehendido formalmente debido a que los elementos de seguridad que formaron parte de la operación no contaban con una orden formal de cateo.

En el lugar de los hechos había 35 elementos de la Guardia Nacional (GN) y la Sedena, quienes comenzaron a disparar en contra de los delincuentes tras ser atacados, sin embargo, los efectivos fueron superados en número.

«Fue un operativo en el que no se consideró la reacción de los delincuentes (…), iban entre 30 y 35 elementos de la Policía Federal Ministerial, División Antidrogas y personal militar», comentó.

«Ingresaron al domicilio donde estaban cuatro personas entre ellas sobre quien pesaba la orden de aprehensión (Ovidio Guzmán), pero fueron rodeados».

«En esta ocasión fue un error generado por un personal que se precipitó en su acción, que buscó también lo mismo, la seguridad de la sociedad, la seguridad de todos ustedes, pudimos haber tenido más muertes», destacó.

Ahí retuvieron a dos militares mientras la balacera seguía extendiéndose a diversos puntos de la ciudad, entre ellos el Sector Tres Ríos, el Centro de Culiacán y las colonias Santa Fe y Las Quintas.

Subrayó que se abandonaron las acciones ante las agresiones a la población, ataques a unidades militares y ocho soldados retenidos.

El general Luis Cresencio Sandoval agregó que ayer en Culiacán, los grupos delictivos realizaron 19 bloqueos a vialidades y 14 agresiones con armas de fuego a efectivos del Ejército y la Guardia Nacional.

La refriega dejó un saldo de siete elementos heridos del Ejército y Fuerza Aérea, un oficial y ocho elementos de tropa retenidos que luego fueron liberados, nueve autos incendiados y ocho vehículos militares con impactos de arma de fuego; un total de 39 reos federales fugados y 10 reos del fuero común, de los cuales dos fueron recapturados.

Además, hubo agresiones al Cuartel Militar en Culiacán y a la sede del C4 estatal.