Suben las gasolinas y también la canasta básica

Con el incremento del IEPS, frutas, verduras, el combustible y los servicios básicos están a la alza en México.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Terminaron las fiestas decembrinas. Los festejos y la buena voluntad del gobierno de la 4T parece que llegó también a su fin.

Inició la famosa cuesta de enero y el principal afectado será el consumidor de “a pie”. Se registraron incrementos de precios en varios de los productos de la canasta básica, como es el caso de frutas, verduras, carnes y embutidos.

Los comerciantes de varias partes del país aseguran que realizan un gran esfuerzo con la finalidad de mantener fijos los costos del tomate, cebolla, chile, chilaca y el limón. Este último se vede en los mercados por 20 pesos el kilogramo, mientras que en las tiendas de autoservicios su costo es del doble por kilo.

Los productos lácteos también sufrieron variaciones durante el inicio de este 2020. Por ejemplo, los quesos tradicionales como oaxaca, panela y fresco, cuyo precio era de hasta 100 pesos por kilo, actualmente tienen precios que fluctúan entre los 120 y 150 pesos el kilo; por su parte, el kilo de carne de cerdo rebasa los 75 pesos.

El aumento generalizado de los precios de productos y servicios agrava la escasez generalizada de recursos financieros de la mayor parte de la población en México, ya que el 62% de los habitantes del país se quedan sin fondos con la finalidad de cumplir con los compromisos decembrinos, según la encuesta realizada por la firma de estudios de mercado Brad Engagement.

Las principales deudas de los mexicanos se focalizan en los atrasos con los pagos de la renta, créditos hipotecarios, así como los pagos de los servicios básicos de agua, predial, gas, los seguros vehiculares, así como el saldo de las tarjetas de crédito.

Por si fuera poco, el aumento al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) derivó en el alza a los precios de todas las gasolinas y el diésel, lo que conlleva a un aumento generalizado en el transporte público como camiones, microbuses, taxis y vehículos de las apps de movilidad (Uber, Didi y Beat, entre otros).

Los ajustes fiscales del Paquete Económico 2020, de principio, no lograron contener el incremento de los precios de los combustibles, ni de la canasta básica y no hay vaticinios que indiquen una pronta estabilización en los costos.