Acábame, pero NO me dejes!

Quizás te ha sucedido a ti o al primo de un amigo, pero seguramente conoces a alguien que vive en pareja y que sus días se los pasa del cielo al infierno jurándose amor eterno.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

Quizás te ha sucedido a ti o al primo de un amigo, pero seguramente conoces a alguien que vive en pareja y que sus días se los pasa del cielo al infierno jurándose amor eterno.

Por ahí de junio de este año conocí una canción de Yiyo Sarante, llamada “Me hubieras dicho”; y la verdad es que de pronto hoy miro a mi alrededor y me doy cuenta de que muchos de nosotros somos una bola de cobardes incapaces de tomar decisiones que nos ayuden a salir adelante. Lo peor del asunto es que a veces sabiendo que emocionalmente no estamos bien, nos aferramos a personas o situaciones de las cuales podríamos haber salido ilesos.

 

La primera vez que decidí vivir con alguien fue en 2009, y la experiencia fue bastante grata al inicio; pero en menos de un año las deudas y la falta de dinero nos había llevado a la quiebra financiera y emocional. También pude notar que este chico Víctor tenía muchos planes o deseos que no hacían mancuerna con lo que yo pretendía; y al final decidimos que cada uno tomaría su rumbo.

 

No fue nada sencillo porque él me mintió, me fue infiel, me ocultó que no era feliz a mi lado; y después cuando todo se supo, mi reacción fue suplicarle que no me abandonara, le imploré e incluso hasta lo chantajee para que se quedara a vivir conmigo. Quizás la infidelidad que le descubrí fue lo que terminó por romperme el corazón y al final era más importante mi dignidad.

 

Al día de hoy miro a algunos mis amigos, conocidos, parientes e incluso a mi última pareja; y me pregunto si acaso no se dan cuenta que están atrapados en relaciones sumamente enfermas y tóxicas hasta los huesos. No falta el amigo que golpea a su mujer, pero ahí la culpable es ella por permitir y no denunciar a tiempo; por comodidad, miedo o incluso gusto. Así mismo también tengo a las amigas que se permiten ser víctimas de la infidelidad de sus maridos, y muchas veces la verdad creo que hasta les gusta; porque una cosa es perdonar un desliz, pero otra es pasar por alto el respeto a uno mismo, saber que las engañan y seguir bajo el mismo techo.

 

¿Es enserio que no se dan cuenta que vivir con la pareja por los hijos es el pretexto más estúpido que se pueden sacar de la manga?

 

De experiencia propia sé que a veces uno tiene miedo a quedarse solo, a dormir en una cama vacía, a sentir que no habrá un apoyo económico; algunas veces por costumbre sentimos que si nos separamos se nos vendrá el mundo abajo y nadie querrá recoger nuestros pedazos. Otras personas prefieren refugiarse en el sexo con desconocidos, justificando que por tristeza van y entregan su cuerpo; pero al final quedan vacíos y sin haber resuelto nada.

 

La vida se termina rápido, y vivir al lado de un hombre o una mujer que NO nos comparte de su alegría, es simplemente tirar por la borda la oportunidad de ser felices con alguien que sí mueva nuestros sentidos. Si estás en una relación tóxica no te quedes con la tonta esperanza de que tu pareja va a cambiar, una persona que ama simplemente corrige a tiempo; y a estas alturas de la vida no estamos como para desperdiciarnos con personas más dañadas que nosotros.

 

Quien te ama NO te miente, no te ilusiona, no te traiciona, ni mucho menos te limita. La próxima vez que tu pareja te dé ordenes, piensa si querías un esposo, una esposa o un papá.

 

¿A quién se le ocurrió la pentontada de que uno tiene que pedirle permiso a la pareja para salir con los amigos, para tener redes sociales, para visitar a un familiar o incluso para ponerse alguna prenda?

 

  1. Se le ocurrió a todas aquellas personas que se sienten miserables, con autoestima nulo y sin saber lo que es la dignidad y el respeto hacia uno mismo!

Si te tratan mal es porque lo permites, y si lo permites entonces NO te quejes cuando nadie te tome en cuenta; recuerda que el amor y el respeto se gana, pero debes de comenzar por ti mismo. También sería bueno que sepas reconocer cuando el amor se acaba y sólo vives por compañía, recuerda que mereces más, más alegría, más sonrisas, más sexo, más aventuras, más amor propio!

Twitter: @RenteriaEdd