Actividad física: ¿Qué tanto importa el movimiento durante el día?

Cuando se habla de actividad física, ejercicio y deporte se llega a pensar que tienen el mismo significado. Sin embargo, es necesario comenzar a aclarar estas dudas y definir correctamente cada una de ellas. Así podemos explicar la necesidad de cada una de ellas en la vida diaria.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

Cuando se habla de actividad física, ejercicio y deporte se llega a pensar que tienen el mismo significado. Sin embargo, es necesario comenzar a aclarar estas dudas y definir correctamente cada una de ellas. Así podemos explicar la necesidad de cada una de ellas en la vida diaria.

En el artículo de hoy nos enfocaremos en la actividad física; que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define como “cualquier movimiento corporal

producido por los músculos que resulta en gasto energético”.

 

Traduciéndolo en actividades comunes serían:

 

Realizar actividades domésticas (barrer, asear un baño, cuidar un jardín).

Subir y bajar escaleras (evitar el uso de elevadores o escaleras eléctricas).

Realizar caminatas breves cada cierto tiempo (máximo 60 minutos).

Realizar movimientos durante la jornada laboral cada determinado tiempo (pausas activas)

Evitar el uso del auto para pequeños trayectos.

Actividades lúdicas con hijos, sobrinos o amigos (jugar en el parque).

Bailar en eventos sociales.

Los beneficios de la actividad física en relación a la salud se traducen en:

Mejora en las cifras de la tensión arterial (presión arterial).

Mejora en el perfil de lípidos (colesterol y triglicéridos).

Reduce la necesidad de insulina y mejora la tolerancia a la glucosa (control de diabetes y prediabetes).

Reducción de la grasa corporal total.

Reducción de la grasa visceral (la que se encuentra dentro de la cavidad

abdominal).

 

Existen distintos métodos para evaluar si eres sedentario o activo, las opciones van desde cuestionarios que se basan en preguntas sobre tus actividades cotidianas, hasta métodos que utilizan podómetros o aplicaciones en el celular que te revelaran el movimiento durante el día.

 

Si tomas en cuenta que la actividad física más recomendada es caminar; de acuerdo al

número de pasos por día, los sujetos se pueden clasificar de la siguiente manera:

Sedentarios (menos de 5000 pasos diarios).

Baja actividad (de 5,000 hasta menos de 7,500 pasos diarios).

Moderada actividad (de 7,500 hasta menos de 10,000 pasos diarios).

Alta actividad (más de 10,000 pasos diarios).

 

Haciendo un autoanálisis y con lo que acabas de leer, ¿Crees que realizas el movimiento

que tu cuerpo necesita? ¿Qué cambios puedes realizar en tu día a día para mejorarlo?

 

Acércate a tu médico del deporte para recibir una asesoría integral.

 

Dr, Eduardo Mejía Muñoz, especialista en medicina del deporte. 

IG: dr.eduardomejia

Tw: @dr_mejia