Aguas profundas | Pasta de Conchos

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Olvidar los muertos de Pasta de Conchos? Dice el senador Napoleón Gómez Urrutia: “Yo luché por esos cuerpos desde el principio”. Podría sonar creíble pero, aunque él era quien encabezaba el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), la realidad es que los trabajadores no eran sindicalizados, al menos eso manejan los documentos disponibles de enero de 2006, mismos que dan cuenta de otra cosa.

Hace 12 años, de acuerdo a estos textos, un mes antes de la tragedia en Pasta de Conchos, el sindicato y Minera México acudieron a la Secretaría del Trabajo – que dirigía en ese entonces Francisco Javier Salazar- para informar sobre un convenio que aceptaba la contratación por fuera de alrededor de 100 trabajadores de esa organización gremial, es decir, mediante un contratista.

El acuerdo revela que el Sindicato de Napito recibió 398 mil pesos por permitir la entrada de externos a Pasta de Conchos, de la cual ostentaba el Contrato Colectivo de Trabajo. Estos trabajadores realizarían labores de mantenimiento y conservación de la unidad.

Fueron tres pagos. Uno de ellos realizado por Minera México, de Germán Larrea, a la Sección 13 por un monto de 190 mil pesos por gastos de previsión social; el segundo por 100 mil pesos por el mismo concepto; y otros 108 mil pesos por 1 por ciento de cuotas sindicales del personal contratado bajo el Convenio de Contratistas Terceros.

Todo eso sucedió un mes antes de la explosión en la que murieron los empleados contratados de manera externa, mismos que ganaban 300 pesos diarios y sobre los cuales el convenio puntualizaba que “con medios propios y bajo su exclusiva responsabilidad” realizarían las obras de mantenimiento de dicha mina.

Si el senador quiere aclarar algo pues con que responda temas sencillos, por ejemplo ¿Por qué se permitió la entrada de externos bajo su propio riesgo? ¿Sindicato y empresa sabían de las condiciones de seguridad en dicha unidad de trabajo y por eso no quisieron meter a los sindicalizados?, ¿Cuál es su responsabilidad en la tragedia?, ¿Con qué cara el ahora senador dice que defendió el rescate de los cuerpos?. Conste, son preguntas.

BUZOS

1.-Ahora que dicen que se van a hacer dos refinerías, sería importante aclarar lo siguiente: no hay empresas dispuestas a invertir en una refinería, los que hay son compañías dispuestas a trabajar en el plan que Pemex haga: ICA Fluor, Bechtel y Foster-Wheeler. Ninguna de ellas tiene dinero para ser socio, las tres son contratistas.

2.-Por cierto, a los preocupados ambientalistas, hay que informarles que el terreno de Dos Bocas no es estable, tiene un problema de hundimiento y el mantenimiento es muy alto. Ese informe ya está en manos del equipo de transición y no, no es Texcoco.

3.-El mercado marca tendencias al alza en el precio del petróleo. La posibilidad de rebasar los 90 dólares en el invierno es muy alta. Por cierto, eso significa gasolina muy cara.

Escrito por: Luis Carriles

mail: lcarriles@la-prensa.com.mx

Twitter: @luiscarrujos