AMLO quiere entregar internet a Facebook. ¿Una buena idea?

Esta semana el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador sostuvo una videoconferencia con Mark Zuckerberg para dialogar sobre el futuro del internet en México.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Esta semana el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador sostuvo una videoconferencia con Mark Zuckerberg para dialogar sobre el futuro del internet en México. Por medio de un tuit, el Presidente dio a conocer su interés para que Facebook participe en su Plan de Conectividad Universal. Incluso, en la mañanera reiteró el interés de Zuckerberg de invertir en el proyecto. Por más «moderno» y «prometedor» que el Gobierno de la República ha intentado vestir este mensaje, la realidad es muy preocupante. Parece que nadie en el equipo de la Presidencia le ha comentado a su jefe sobre el modelo de negocio de Facebook y sus más recientes escándalos. Para simplificar la tarea a sus asesores, les comparto las razones por la que es una MALA idea entregar este proyecto a Facebook.

Razón 1 para no entregar internet a Facebook – Cambridge Analytica

Preocupa que el Presidente de la República desconozca la espiral de escándalos que actualmente atraviesa la empresa estadounidense en materia de uso de la data de sus usuarios. El escándalo de Cambridge Analytica llevó a Mark Zuckerberg hasta el banquillo de  los acusados en el Congreso de EEUU. En estas audiencias, el Presidente de Facebook se tuvo que someter a fuertes cuestionamientos de los legisladores estadounidenses sobre el uso que Facebook le da a nuestra información. Al principio Facebook negó haber tenido conocimiento de que la empresa estaba extrayendo información de los usuarios, al final acorralado, no tuvo más que aceptar que sabía del problema y no lo solucionó.  El Gobierno mexicano le estaría entregando un jugoso negocio a Facebook, con la información de todos los mexicanos.

Razón 2 para no entregar internet a Facebook – Desinformación

El caso de Myanmar es el claro ejemplo del peligro que supondría entregarle la responsabilidad de conectar a México a Facebook. En 2016 la nación del sureste asiático les entregó la capacidad de darle acceso a internet a su población. A través del programa Free Basics, los ciudadanos podían acceder a un número limitado de plataformas de Facebook y terceros de manera gratuita. Con este programa, los suscriptores a Facebook brincaron de 2 millones en 2014 a 30 millones en 2017. No obstante, nadie en el Gobierno y menos en la empresa reparó sobre la educación digital de toda esa nueva base de usuarios conectados. La desinformación comenzó a ser el pan de cada día y la fatal consecuencia se fue cociendo a fuego lento. En 2018 el ejercitó utilizó la red social para operar un genocidio en contra de los rohinyás, una minoría musulmana. ¿Merece México más violencia?

Razón 3 para no entregar internet a Facebook – ¿Y la Red Compartida apá?

Ya sabemos que para la 4T las instituciones nunca han sido una prioridad, por eso no sorprende que en la videollamada no haya estado un representante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes o del Instituto Federal de Telecomunicaciones. No obstante, la austeridad ha sido una prioridad para el Gobierno en turno, por lo que gastar en una duplicidad de funciones parece una locura. La Red Compartida es un proyecto que ya está en curso y que tiene la misma misión que pretende lograr AMLO con su Plan de Conectividad Universal. ¿Por qué tirar el dinero de un gobierno austero duplicando un proyecto en curso? ¿Por qué no se invierte este dinero en acelerar la implementación de esta Red? Simplemente no tiene sentido entregarle a una empresa, que no está dedicada a las telecomunicaciones sino a la generación de contenidos, un proyecto de tal envergadura.

Resulta muy preocupante que el Gobierno esté considerando permitir la participación de una empresa tan marcada por el escándalo como Facebook, en proyectos estratégicos del sexenio. La percepción sobre Facebook y su Presidente atraviesa su peor momento, los líderes de todo el mundo están muy preocupados por el impacto negativo que su expansión ha tenido. Desde el escándalo por la elección en Estados Unidos, hasta las masacres en Sri  Lanka, Myanmar y Nueva Zelanda, se están prendiendo las alertas en todo el mundo. Incluso el propio Zuckerberg ha pedido a los líderes del mundo regular el internet y compartir la responsabilidad sobre el monstruo que ha creado. El Presidente Andrés Manuel López Obrador debería de reconsiderar esta peligrosa invitación para Zuckerberg, no vaya a ser que la papa caliente llamada Facebook se convierta en la tragedia de la 4T.