Audiencias de TV comprueban que en México la gente ya se encerró

Así que la TV mexicana ya muestra números de que, a lo largo y ancho del país, la gente está atenta y resguardada en casa.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Los encendidos de la televisión son un buen indicio de lo que está sucediendo en el seno de cada hogar en México. Y la nota es que los datos empiezan a arrojar que desde el miércoles de la semana pasada la gente se empezó a guardar ante el riesgo del Coronavirus (Covid-19).

 Varios datos apuntan a ello: las métricas para lograr audiencias de más de 4 millones de personas (en las 28 ciudades que mide Nielsen-Ibope México), lo que es un envidiable horario estelar AAA, generalmente nocturno, ya se empiezan a construir desde las 3:00 pm, cuando antes era desde las 7:00 pm. Lo que significa que, si hacemos una proyección nacional, más de 8 millones de personas ya ven la TV a una hora poco usual (las 3:00 pm) y lo hacen principalmente por un canal: Las Estrellas.

 De hecho, las métricas apuntan a que, desde el miércoles de la semana pasada, la audiencia de televisores encendidos ha crecido 10% en comparación con la semana anterior, y este fin de semana más: aumentó 14% contra el fin de semana anterior.

 Además, a lo largo de estos últimos días, el público de los canales 5 y 7, ambos con contenido infantil y para la familia, ha crecido de manera importante, al grado de que la programación de ambos ya está dentro de las 20 emisiones más vistas en la TV nacional, cuando anteriormente este no era el caso. Así, los canales con programación infantil van despuntando. 

Finalmente, no es menor la trasmisión especial que hizo Televisa, a través de Canal 9, de la misa desde la Basílica de Guadalupe este domingo pasado a las 12:00 horas. Ésta alcanzó en las 28 ciudades que mide Ibope una audiencia promedio de 310 mil personas, con picos durante la homilía de 420 mil personas, lo que significa que, en proyección nacional, la ceremonia religiosa que celebró el cardenal Carlos Aguiar tuvo una audiencia nacional de 620 mil personas con picos de 840 mil. El momento más alto de audiencia durante la misa fue cuando el Arzobispo Primado de México llamó a la solidaridad. Métricas nunca antes vistas en México para una misa, salvo las que han dado los papas en sus visitas.

 Así que la TV mexicana ya muestra números de que, a lo largo y ancho del país, la gente está atenta y resguardada en casa. Televidentes que día con día seguirán creciendo hasta récords históricos. Eso obliga a cuidar mucho lo que se informa y transmite desde todos los canales de TV. Por lo pronto, Grupo Televisa ha anunciado cambios para dar programación adicional a las personas en todas sus plataformas: TV abierta, TV restringida y TV en línea (Blim).

 Será un reto hacer televisión en México durante las siguientes semanas, cuidando que los reporteros, técnicos y comunicadores puedan hacer su labor con la máxima seguridad e higiene.

 Ya hemos visto cómo en Estados Unidos y en Europa los estudios de TV están casi vacíos, pero la programación sigue. Así deberá de ser en México, una forma de hacer televisión como nunca se ha hecho; no exenta de riesgos, pero hay que acompañar a los millones de familias que están contando con la TV como su principal medio de información y entretenimiento. 

Twitter: @JTejado