Cada vez más mujeres en el mercado laboral norteamericano

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

La semana pasada el Washington Post publicó un artículo sobre el histórico porcentaje de mujeres que entraron al mercado laboral en diciembre de 2019. Por segunda vez en la historia de Estados Unidos, las mujeres superaron numéricamente a los hombres que ingresaron a la bolsa de trabajo durante el último mes del año.

            Mientras que el margen de empleo se desaceleró el mes pasado con una adición de tan solo 145,000 empleos, el informe presentado por el Departamento de Trabajo reveló un hito fascinante. El 95% de los empleos netos agregados en diciembre fueron para mujeres.

            Hoy, las mujeres poseen poco más de la mitad de todos los trabajos de nómina en Estados Unidos. Esta distribución no se alcanzaba desde la Gran Recesión, cuando la ola de despidos afectó primero a hombres trabajadores, otorgando una ventaja temporal.

            A primera vista, el cambio parece inconsecuente. En noviembre, las mujeres ocupaban el 49.9% de los empleos de nómina. Este porcentaje subió a 50.04% el siguiente mes. Sin embargo, la cifra refleja una tendencia más amplia y duradera.

            “¿Por qué hoy es un hito? Porque anuncia el futuro, no solamente nos dice en donde estamos hoy,” dijo la profesora de políticas publicas y economía de la Universidad de Michigan y antigua asesora del presidente Obama, Betsey Stevenson, en entrevista con el Washington Post.

            Durante los últimos años, la participación de las mujeres en la fuerza laboral ha crecido de manera constante. Al considerar a los trabajadores agrícolas e independientes, los hombres aún superan a las mujeres empleadas. Sin embargo, las mujeres se han unido a la fuerza laboral a un ritmo más acelerado que los hombres desde 2018.

            Distintos economistas norteamericanos atribuyen esta reducción en la brecha de género al hecho de que las mujeres han obtenido títulos universitarios en mayor número que los hombres. En promedio, esto se ha traducido en una capacidad mayor por parte de las mujeres de ocupar puestos más altos.

            “A medida que las mujeres alcanzan puestos más altos, se crean más espacios para contratar a más mujeres y generar decisiones de gestión que toman en cuenta la equidad de género,” dijo Stevenson al Washington Post. “Es un proceso que se refuerza a si mismo y continúa.”

            Industrias que históricamente han atraído a un mayor numero de mujeres, como la educación y la atención medica, están creciendo exponencialmente más rápido que industrias tradicionalmente dominadas por los hombres, como la manufactura y la construcción. Adicionalmente, las mujeres obtienen más empleos en la industria de servicios, que representa cerca del 84% de los empleos no agrícolas en Estados Unidos.

Actualmente, las mujeres dominan los sectores laborales con los índices de crecimiento más altos.

Durante los últimos años, mujeres en países democráticos han ganado consciencia sobre su alta densidad poblacional. Hoy, millones de mujeres en Estados Unidos exigen mayor representación política como uno de los sectores poblacionales mayoritarios del país.

El crecimiento de mujeres en el mercado laboral indica que cada día, más mujeres estudian y trabajan. Es imperativo considerar estos cambios y su significado en un mercado laboral históricamente dominado por hombres.