Consar: lentejas por chuleta

La remoción de rescoldos de prácticas tramposas en la esfera gubernamental es uno de los pendientes de AMLO, cuyo gabinete no termina de remover a funcionarios de segundo orden que operan la filtración de intereses de naturaleza rapaz que, como en el caso de la Consar, afecta a millones de personas.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

La remoción de rescoldos de prácticas tramposas en la esfera gubernamental es uno de los pendientes de AMLO, cuyo gabinete no termina de remover a funcionarios de segundo orden que operan la filtración de intereses de naturaleza rapaz que, como en el caso de la Consar, afecta a millones de personas.

El ejemplo sintomático de ello es el del vicepresidente jurídico de la Consar, Antonio Reyna Castillo, que -debe reconocérsele la astucia- engañó a los diputados y ahora intenta lo mismo con la opinión pública con una propuesta que data de la época de su exjefe Carlos Ramírez: con la seguridad que da tener la bendición de alguna oficina de la SHCP, Reyna promueve su fórmula que obliga a reducir 0.25% la comisión de cobrada al trabajador en base al crecimiento de los fondos administrados… lo cual favorece la concentración oligopólica con el señuelo de una menor comisión pues oculta el beneficio de mejores rendimientos en Afores de menor tamaño, pero con mejores portafolios y rendimientos de inversión. En suma, Reyna ofrece a los trabajadores el plato de lentejas de la “gran rebaja” de un cuarto de punto en comisiones a cambio de la chuleta que obtendrían en el ganancial de mejores rendimientos a largo plazo aunado al mayor ahorro voluntario. El futuro de millones de personas está en juego; y sí mejorar sus condiciones de vida es la agenda de López Obrador también debería ser la agenda en la SHCP.

Seguros que Bazbaz. Hablando de Hacienda, es sabido que el equipo de Carlos Urzúa revisa los contratos de seguros con entidades oficiales para descartar trinquetes y hurtos a los fondos públicos. Sin embargo, en el medio de aseguradoras que encabeza Recaredo Arias se habla de personajes inmunes como Jacobo Bazbaz que, pese a su fama para corromper en el sector público y privado, hasta premio sacó: se habla que este Bazbaz se presenta como asesor externo de seguros de diversas entidades públicas de la CDMX, y así presiona a las compañías de seguros para que “se pongan a modo” para obtener los contratos de cobertura o de lo contrario amaga con poner en marcha multas y sanciones. Por ello corre la voz de que la Unidad de Inteligencia Financiera está al tanto de eso y que las quejas contra Bazbaz son conocidas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas a cargo de Norma Alicia Rosas.

IMSS, distribuidor. Y que una de las sorpresas con las que topó Zoé Robledo a su llegada al Seguro Social fue el oficio 700/2019 con que la Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, pide apoyo al director de administración del instituto, Flavio Cienfuegos, para coordinar un grupo de trabajo que orqueste la propuesta logística y de distribución de 3,887 claves médicas (casi todo el cuadro básico) que están aún por licitar. El IMSS, con toda su sobrecarga de trabajo, esfuerzos heroicos y deficiencias, ¿podrá con tan compleja tarea? Ojalá y sí pueda. 

Sacudir la pobreza. La semana pasada Marco Salame no se quedó atrás en la búsqueda de un nuevo pacto público-privado para impulsar la inversión y así “sacudir la inequidad”: el presidente del desarrollo urbano mexiquense Bosque Real llamó a la unidad con AMLO y anunció una nueva etapa del complejo que empleará 8 mil personas.

Por: Mauricio Flores

Vía: La Razón de México

Twitter: @mfloresarellano