De héroes a villanos

La imágen fue dramática. El tres veces ganador del premio Cy Young, Clayton Kershaw, estaba en cuclillas sobre el montículo, en una estampa reminiscente a Byun.Hyun Kim en la Serie Mundial del 2001

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

La imágen fue dramática. El tres veces ganador del premio Cy Young, Clayton Kershaw, estaba en cuclillas sobre el montículo, en una estampa reminiscente a Byun.Hyun Kim en la Serie Mundial del 2001. 

 

Kershaw, en lo que quizás haya sido su último partido con la franela de los Dodgers de los Angeles, acababa de permitir su segundo cuadrangular en lanzamientos consecutivos para desperdiciar una ventaja de 3-1 sobre los Nacionales de Washington, quienes eventualmente ganarían el partido y la serie.

 

A pesar de ser la piedra angular de un equipo que suma siete títulos divisionales de forma consecutiva y dos banderines de la Liga Nacional, para muchos, la noción de que el zurdo ha fallado constantemente supera todo lo que contribuyó a un equipo que antes de su llegada estaba lejos de la élite de la Gran Carpa.

 

Pero el caso de Kershaw no es exclusivo. El serpentinero de une a un club que incluye a jugadores y entrenadores que desafortunadamente son recordados por un mal momento:

 

  • Bill Buckner: Champion Bat de la Liga Nacional en 1980, Buckner es recordado por un error grosero en la Serie Mundial de 1986, cuando una rola lenta pasó entre sus piernas en el Juego 6  ante los Mets de Nueva York. La pifia permitió que Ray Knight anotara desde segunda base para forzar un Juego 7, ganado por los neoyorquinos.
  • Byung Hyun Kim: Tras tener una temporada sensacional como cerrador de los Diamantes de Arizona con 19 salvamentos, Kim permitió tres cuadrangulares, dos de ellos con posibilidad de salvamento, en la Serie Mundial. Afortunadamente para él, Arizona ganó la serie en siete partidos.
  • Grady Little: Terry Francona fue el encargado de capitanear a los Medias Rojas cuando finalmente rompieron la “Maldición del bambino” en 2004. Lo que casi nadie recuerda es que fue Little quien convirtió al equipo en contendiente y los tuvo a nada de la Serie Mundial apenas un año antes. En el séptimo y definitivo partido ante los Yanquis, el mánager dejó a Pedro Martínez con ventaja de 4-2 en la séptima entrada con dos fuera y dos en base. Jorge Posada encontró un lanzamiento prácticamente en las manos, y aunque el contacto no fue sólido, cayó entre tres peloteros de Boston, empatando los cartones. Los Yanquis ganarían en extra innings y Little ya no regresaría el año siguiente a Boston.
  • Jim Joyce: El 2 de junio de 2010, el pitcher venezolano de los Tigres de Detroit, Armando Galarraga retiró a los primeros 26 bateadores que enfrentó ante los Indios de Cleveland. Sólo Jason Donald estaba entre el sudamericano y el juego perfecto 21 (en ese momento) en la historia de las Grandes Ligas. Donald bateó una rola lenta a primera, Miguel Cabrera fildeó y lanzó la bola a Galarraga para el último out… excepto que el umpire Jim Joyce marcó quieto. En ese entonces no había repetición instantánea, y la joya de pitcheo del venezolano quedó en pelota de un hit. Después del partido, Joyce dio la cara y, apenado, pidió una disculpa pública. Galarraga aceptó la petición y ambos se dieron la mano antes del siguiente partido en una muestra de deportivismo absoluto. Joyce, no obstante, aun es recordado por ese error.
  • Jackie Smith: El ala cerrada miembro del Salón de la Fama sumó 480 recepciones en su carrera, pero es justo la que no consiguió la que más recuerdan los aficionados. Durante el Super Bowl XIII, un partido de toma y daca entre Vaqueros de Dallas y Acereros de Pittsburgh cambió en el tercer cuarto, cuando con en tercera y tres desde la yarda 10, abajo por 21-14, Roger Staubach encontró a Smith sólo en las diagonales… pero las manos le fallaron al ex Cardenal de San Luis. Dallas se conformó con un gol de campo y terminó perdiendo 35-31.
  • Earnest Byner: Durante muchos años, Byner fue el caballito de batalla de los Cafés de Cleveland. El 17 de enero de 1987, en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana contra los Broncos de Denver, el corredor ayudó a que los Cafés remontaran una desventaja de 21-3 en el tercer cuarto, liderando el partido con 187 yardas totales. Con los Broncos arriba 38-31, Cleveland amenazaba con volver a emparejar la pizarra, cuando Byner recibió el balón en jugada de atracción. Byner entró a la zona de anotación; el balón, no.Jeremiah Castille le arrebató el ovoide en la yarda 2, asegurando el triunfo de Denver. Años más tarde, el corredor ganó el Super Bowl XXVI con los Pieles Rojas de Washington.
  • Marty Schottenheimer: Curiosamente, el ciah de los Cafés ese día era Marty Schottenheimer, quien a pesar de ser uno de los entrenadores con más éxito en temporada regular (200-126-1), en playoffs fue otra historia (5-13). Entre los “muertitos” que le cargan está el jugar defensa suave contra los mismos Broncos con ventaja de un touchdown un año antes del balón suelto de Byner, permitiendo a John Elway montar “el drive”; en 1995 mandó tres veces a Lin Elliott a patear gol de campo ya con los Jefes de Kansas City ante los Potros de Indianápolis (falló los 3 y perdieron 10-7); dos años más tarde, aceptó un castigo cuando ya habían anotado gol de campo, más tarde, Pete Stoyanovich, fallaría un gol de campo más corto; además, decidió arrancar el partido con Elvis Grbac, quien venía de una lesión, en lugar de Rich Gannon. En fin, hay tela de donde cortar.
  • Chris Webber: Diez antes de llevar a los Kings de Sacramento la Final de Conferencia en el 2002, Webber formó parte del “Fab Five” en la Universidad de Michigan, el primer equipo de basquetbol universitario con 5 titulares de primer año. Los Wolverines llegaron a la Final en los primeros dos años de dicha quinteta de jugadores. En el segundo juego por el título, Michigan perdía por dos puntos cuando Pat Sullivan de North Carolina falló su segundo tiro libre. Con 19 segundos por jugar, Webber pidió tiempo fuera, pero los Wolverines ya no tenían, ocasionando una falta técnica. Los Tar Heels ganaron 77-71.

 

Las ocho del deporte

 

  • Vaya ritmo que han tomado los Nacionales. Después de pasar la mayor parte de la década como la gran decepción en playoffs, los de la capital estadounidense están en su primera Serie Mundial tras desmantelar a los Cardenales de San Luis en cuatro partidos. Con el surgimiento de Aníbal Sánchez y los brazos de Stephen Strasburg y Max Scherzer, Washington hará sudar a su rival en la Serie Mundial.
  • A pesar de la ventaja de 2 juegos a 1, los astros de Houston deben estar preocupados con la falta de profundidad de su staff de abridores. Zack Greinke simplemente no ha sido consistente, Los Astros pueden vencer a los Yanquis con Justin Verlander y Gerrit Cole, pero si los “Mulos de Manhattan” le pegan a alguno de los dos, los texanos difícilmente podrán responder con lo que han mostrado hasta ahora.
  • Es una lástima, pero la confianza en los árbitros de la NFL llegó a su punto más bajo desde que tengo memoria este viernes. El trabajo de las “cebras” en el partido entre Leones de Detroit y Empacadores de Green Bay fue vergonzoso, y no sólo los aficionados de Detroit deben sentirse robados. El triunfo de Green Bay complica el panorama para Vikingos de Minnesota y Osos de Chicago, por lo que el resultado podría tener repercusiones al final de la campaña en el Norte de la NFC.
  • Los focos rojos deben estar encendidos en Kansas City. Una derrota puede ser una aberración, dos seguidas, en casa, ante contendiente en la pelea por los playoffs siembran una imagen de duda sobre los Jefes. Tanto Potros como Texanos de Houston le han llegado constantemente a Patrick Mahomes. La línea ofensiva de KC tiene muchos problemas, y es evidente que con una línea tan endeble, no podrán llegar más lejos que el año pasado.
  • Por segundo año consecutivo, los Carneros de Los Angeles se juegan por el presente por encima del futuro. Los californianos cambiaron esencialmente a Marcus Peters y dos selecciones de primera ronda por Jalen Ramsey, Kenny Young y una selección de cuarta ronda. Ramsey es más físico que Peters, ¿pero para entregar dos selecciones de primera ronda? Me parece que no.
  • Con dos triunfos en lo que va de la temporada, parece que la ventana se ha cerrado para los Cargadores de Los Angeles. Con Philip Rivers cerca del retiro, la inminente salida de Melvin Gordon y una plaza donde nunca juega como locales, tal vez la mejor idea se comenzar de cero.
  • La Copa del Mundo de Rugby llegó a su fase de eliminación y la gran sorpresa, sin duda, es la presencia de Japón, equipo que pasó invicto al vencer en su grupo a Irlanda, Escocia, Samoa y Rusia. Los Cherry Blossoms ahora enfrentan su más dura prueba, ante Sudáfrica. Para quienes crean que el camino llegó a su fin, basta recordar que los japoneses se impusieron 34-32 a los Springboks hace cuatro años.
  • Ya se había comentado anteriormente, pero Daniil Medvedev parece ser el cuarto mosquetero en el tenis de la ATP. El ruso se afianzó en el tercer lugar del ranking tras imponerse el fin de semana a Alex Zverev. Con una fortaleza mental imponente y un juego poco ortodoxo, pero muy efectivo, Medvedev es la primera amenaza real en mucho tiempo al reinado de Federer-Nadal-Djokovic.

Twitter: @rockowolf