Liverpool: retomar el camino al éxito en cuatro años

“No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso”.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

“No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso”.

Collin Powell

El 8 de octubre de 2015 ha quedado marcado como una fecha especial para el Liverpool. No ganó un título, no goleó de forma abrupta a un rival, no impuso un récord… obtuvo algo mejor que eso. El anuncio de Jurgen Klopp como su técnico trajo un cambio que se ha visualizado de manera importante en los dos últimos años, pero que se ha trabajado desde el primer día que llegó el estratega alemán. 

Desde sus inicios, Klopp ha irrumpido en el futbol de manera grata e importante y ha logrado zafarse de los estereotipos que usualmente se suelen vincular con los técnicos y creando uno propio que ha encantado a los fanáticos, de ahí su apodo ‘The Normal One’.

Sin embargo, ¿qué ha hecho Jurgen Klopp para que el Liverpool este de regreso en la élite? 

Desde que ‘Kloppo’ llegó a Anfield, en 2015, dejó en claro que necesitaba un equipo que creyera en que “sí se podía”. Algo muy simple en teoría, pero complicado de gestionar en un grupo, donde cada individuo percibe las cosas de manera diferente. Sin embargo, cuando uno tiene sus ideas claras el camino es más sencillo. Desde el principio de su gestión. Klopp tenía claro que los Reds necesitaban una reestructuración total. 

El éxito del estratega alemán en Anfield se debe a diversos factores. En primer lugar, el Liverpool se deshizo paulatinamente de jugadores que por cuestiones futbolísticas u otras, no daban el ancho. Esto rápidamente se percibe en que de los 30 futbolistas que conformaban la plantilla de los Reds cuando inició la era “Kloppo”, sólo sobreviven ocho. Es decir, únicamente mantiene el 20% del plantel que recibió. 

Posteriormente, y lejos de quedarse en los estándares que se manejan en el futbol, ‘The Normal One’ comenzó a buscar su once ideal con base a su idea futbolística. En una selección, esto es sencillo, porque la materia prima se tiene a la mano, pero en un club es una tarea compleja. A pesar de esto, Jurgen Klopp ha encontrado los jugadores ideales y con base a ello ha marcado un estilo, que es adaptable a lo desgastante que puede ser la Premier League. Dentro de este estilo de juego destaca la agresividad, misma que se ha ido adaptando y perfeccionando. 

Sin embargo, quizá el factor más importante de Klopp, es que ha creado un gran espíritu de equipo con jugadores de personalidad que responde cuando es necesario. Este Liverpool está conformado por futbolistas que quieren estar en la institución, que dejan todo por ella, que se siente como en casa, que saben lo que defienden.

Más allá de los 46 partidos en fila que tiene sin perder de local por liga, más allá de que liga 29 partidos de Premier sin perder y que en sus últimos 51 partidos en Inglaterra únicamente registra una derrota, este Liverpool tiene el ADN de ‘Kloppo’: es un equipo carismático, desparpajado, que tiene su idea clara de juego. Es un conjunto que, a pesar de contar con individualidades importantes como Salah, Firmino o Mané, tiene muy claro lo que es el trabajo en equipo. 

Liverpool probó la calle de la amargura durante algún tiempo, sin embargo gracias al estratega alemán está en la élite del mundo del futbol. Su reciente título en la Champions, su actualidad en la Premier League y el buen momento que vive cada uno de sus elementos, únicamente nos hace agradecer al maestro de la orquesta, Jurgen Klopp, por enseñarnos como un equipo puede retomar el camino al éxito en cuatro años. 

José Herrera

@GHerreraPepe