Del Socialismo Utópico al Socialismo Científico

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

El socialismo es una ideología política que surge en Europa a mediados del siglo XIX y esta se da para contrarrestar todo lo que ocasiono el triunfo de la Revolución Industrial, principalmente porque esta consolido el sistema socioeconómico llamado capitalismo.

Hay que recordar que durante el siglo XVIII y XIX surgen dos corrientes el socialismo utópico y el socialismo científico.

Actualmente podemos decir que el socialismo es la teoría y práctica social que promueve la posesión pública de los medios de producción y un control colectivo y planificado de la economía en pro del interés general de la sociedad.

El socialismo puede ser no-estatal (mediante la propiedad comunitaria en un sentido amplio) o estatal (a través de la nacionalización y la planificación económica de la producción).

En un sistema socialista, al establecerse la propiedad social (colectiva) de los medios de producción, desaparece cualquier forma de propiedad privada de los bienes de capital y con esta el capitalismo como forma de apropiación del trabajo asalariado.

Uno de los objetivos del pensamiento socialista es que la actividad económica no debe ser individualista sino colectiva, por lo tanto, la propiedad privada desaparece y da paso a la propiedad colectiva.

Al ser una filosofía materialista y dialéctica, el socialismo esta en contra del iusnaturalismo y de leyes metafísicas (voluntad suprema). En cambio, busca que el ser humano sea el único responsable de la forma que instaura el sistema de las relaciones socioeconómicas, políticas y jurídicas entre miembros de una sociedad.

El socialismo está en contra que las leyes no puedan ser reformadas, ya que estas son aptas de ser modificadas constantemente para el beneficio de la sociedad, siempre buscando el bienestar de la sociedad.

Un gobierno socialista debe estar compuesto por obreros, intelectuales y campesinos para que este no se convierta en una oligarquía.

Socialismo Utópico

El socialismo utópico surge en el siglo XVIII y desaparece en el siglo XIX, cabe mencionar que es Karl Marx el que cataloga como utópicos a los primeros pensadores socialistas, la razón era por la ingenuidad y falta de proyecto político de estos para eliminar las desigualdades del capitalismo.

En esta corriente ideológica política se encuentran los franceses Claude-Henri de Rouvroy, François Marie Charles Fourier, Étienne Cabet y Pierre-Joseph Proudhon, por último, el británico Robert Owen.

Claude-Henri de Rouvroy proponía que la dirección de la sociedad debería estar en manos de los científicos y no de los empresarios y que el desarrollo industrial fuera armónico para que este creara de forma espontánea una sociedad justa.

François Marie Charles Fourier teorizo sobre la historia de la humanidad en el cual la dividía en cuatro fases: salvajismo, patriarcado, barbarie, civilización – sociedad burguesa, también fundo la escuela de economistas reformadores, por último, creo el proyecto de los “falansterios” que son comunas autárquicas protocomunistas.

Robert Owen llevo a la práctica en su fábrica textil el cooperativismo, la educación infantil, el incremento salarial, la reducción de la jornada laboral y la introducción de incentivos.

Étienne Cabet escribió el libro “Viaje a Icaria” donde manifestó su visión sociopolítica, fundo el “Movimiento Icariano”, organizo comunidades protocomunistas y autogestionarias, defendió la igualdad absoluta entre las personas y los géneros, proponía que las decisiones de cada comunidad son asamblearias: todos opinan y todos votan.

Pierre-Joseph Proudhon planteo que la propiedad privada es el origen de todos los males sociales, defendió posturas antiautoritarias y anarquistas.

4.3 Socialismo Científico

Los teorizadores fueron los prusianos Karl Marx y Friedrich Engels, las obras básicas para entender el pensamiento marxista son el Manifiesto del Partido Comunista y los tres volúmenes del Capital.

Ideas fundamentales:

•          Plusvalía: es el incremento de valor que tiene toda mercancía gracias al trabajo del obrero. Sin embargo, el salario percibido es muy inferior al precio final del producto.

•          Acumulación capitalista: es el enriquecimiento del empresario como resultado de apropiarse en cada mercancía de la mayor parte de la plusvalía.

•          Consecuencia: mientras los medios de producción (tierras, fábricas, bancos, etc.) sean propiedad burguesa el proletariado siempre será explotado en el sistema económico capitalista.

Partido Proletario Internacional

•          Premisa: la sociedad capitalista solo beneficia a la burguesía, la revolución proletaria es cuando los obreros destruyen al capitalismo y a la burguesía, ya que es un requisito de la justicia social.

•          Metodología: fundar partidos políticos obreros para desvincularse de los partidos burgueses y así poder preparar la revolución para después implementar la “Dictadura del Proletariado”.

•          Finalidad: instaurar la sociedad comunista (sociedad sin clases y ausencia de explotación).

Consecuencias del socialismo científico

En 1864 impulsa la fundación de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) o Primera Internacional de los trabajadores (PIT), además que es la ideología en la que se fundamentan todos los partidos políticos socialistas de los siglos XIX y XX. Fue parte de las tendencias de los partidos políticos socialistas a dividirse en dos corrientes ideológicas:

a)        Socialdemócratas: reformar el capitalismo de manera pacífica.

b)        Comunistas: destruir el capitalismo de manera revolucionaria.

4.5 Comunismo

Concepción ideal de una sociedad basada en la completa igualdad entre los individuos y en la ausencia de la propiedad privada de los bienes. En el siglo XIX, el termino formo parte del vocabulario de las primeras corrientes del socialismo utópico. Designaba en particular a los que, como Étienne Cabet, defendían una igualdad completa entre todos los hombres, mediante la propiedad común de los medios de producción y la eliminación de las diferencias en la distribución de bienes de consumo. El vocablo fue utilizado por Karl Marx en el Manifiesto Comunista (1848), elegido por Friedrich Engels para subrayar que se trataba de un movimiento de la clase obrera (proletariado), a diferencia del socialismo burgués.

Marx y Engels lo definen como la segunda etapa del socialismo científico, en su libro “el Manifiesto del Partido Comunista” en el capítulo II Proletarios y comunistas mencionan que el objetivo inmediato es la constitución de los proletarios en clase, derrocamiento de la dominación burguesa, conquista del poder político por el proletariado.

Al final de ese mismo capítulo se enlistan 10 puntos clave de la ideología, los cuales son:

•          Expropiación de la propiedad territorial y empleo de la renta de la tierra para los gastos del Estado.

•          Fuerte impuesto progresivo.

•          Abolición del derecho de herencia.

•          Confiscación de la propiedad de todos los emigrados y sediciosos.

•          Centralización del crédito en manos del Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y monopolio exclusivo.

•          Centralización del crédito en manos del Estado de todos los medios de transporte.

•          Multiplicación de las empresas fabriles pertenecientes al Estado y de los instrumentos de producción, roturación de los terrenos incultos y mejoramiento de las tierras, según un plan general.

•          Obligación de trabajar para todos; organización de ejércitos industriales, particularmente para la agricultura.

•          Combinación de la agricultura y la industria; medidas encaminadas a hacer desaparecer gradualmente la diferencia entre la ciudad y el campo.

•          Educación pública y gratuita de todos los niños; abolición del trabajo de estos en las fábricas tal como se practica hoy, régimen de educación combinado con la producción material.

Twitter: @Roy_Gonzalez19