El que se enamora pierde!

Este dicho popular mexicano indica que la persona que dé más será la que pierda hasta la dignidad; y no es una mentira, pues estoy casi seguro de que, a todos nos ha pasado ser el tapete de alguien.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Este dicho popular mexicano indica que la persona que dé más será la que pierda hasta la dignidad; y no es una mentira, pues estoy casi seguro de que, a todos nos ha pasado ser el tapete de alguien.

 

¿Hasta dónde consideras que es válido esperar por el amor del otro?

El día de hoy específicamente me quiero centrar en estas personas que hemos vivido esperando la respuesta de alguien a quien amamos y no nos corresponde. Me ha pasado estar emocionalmente enganchado con un chico que me gustó por meses, y que él sabía que me gustaba; y a pesar de tener en claro que yo NO era de su gusto, ni agrado, me mantuve ahí pendiente, firme, atento, amoroso y por ratos hasta intenso.

 

Pasé meses esperando que este chico quizás pensara mejor las cosas, analizara que yo era el mejor partido, viera que mis detalles eran únicos, mejores e irremplazables; me desviví creando atenciones, momentos y hasta historias. El punto de todo esto es que al final me quedé queriendo solo, pues él siempre me dejó en claro que NO tendría nada conmigo, que yo NO era una persona que él pudiera contemplar como pareja, y me mantuve en la Friendzone esperando el típico milagro que ni las esferas del dragón me harían.

 

Me tocó hasta malviajarme con el genio de Aladdín, pidiendo siquiera una oportunidad de que el chico se enamorara de mí; pero yo creo que aún haciendo hasta lo imposible, él NUNCA podrá sentir por mí, lo mismo que yo siento por él.

 

Y aquí viene entonces la caída de la nube al suelo, y es cuando quiero preguntarles a todas y todos aquellos que han estado enamorados y MAL correspondidos:

¿Ha valido la pena quedarse a esperar? ¿No llega un punto en que les duele estar detrás o les genera ya hasta tristeza?

 

Como dicen por ahí, ¡cada uno decide matarse a tu modo, unos con drogas, otros con vicios y muchos tantos con amor!

 

Hoy en día puedo decir que me siento en el punto en que puedo darme la vuelta e irme para siempre, en que me cansé de esperar; en que incluso quizás creo que abrí los ojos y me propuse que NO iba a estar muriendo de amor, por alguien que ni siquiera siente el 1% de lo que yo siento por él. Si tú estás atravesando una situación similar, te invito a que reflexiones, pues se siente muy feo entregar un detalle y que no le den importancia; es doloroso escribir un “buenas noches” y que te den el avión, pero es más feo ponernos de tapete ante alguien que quizás no vale la pena.

 

La otra persona NO tiene la culpa de NO amarnos, la culpa es nuestra por mantenernos a la expectativa de una “ilusión” que quizás jamás pase de ahí. Hoy yo decido hacerme a un lado, tomar el corazón entre las manos y caminar hacia un nuevo destino. Espero que tú también puedas ver que el amor NO es sufrir, ni desvivirse; confío que si estás pasando por una relación en la que tu pareja te maltrata, te ofende, te engaña o te miente, entonces aprendas a decir ¡Ya Basta! Y te alejes de inmediato por mucho que te duela, ya que el amor nace solo, y si NO te aman ahora, quizás no suceda más adelante, por mucho que te esfuerces en que noten lo bonito que llevas dentro.

 

Es mejor vivir libre hoy, y conocer a alguien que sí te valore, en lugar de morir de “amor” por alguien que ni siquiera agradece al universo tu existencia. Recuerda que la vida sólo la tendrás una vez, y los días que desperdicies NADIE te los va a reponer, entonces NO los tires ni desperdicies con alguien que No los valora como si fueran diamantes. Quizás un día llegue alguien que piense que tu sonrisa es la más bonita del mundo, que todos los días tenga ganas de verte; y que sin temor a nada, pueda gritarle al mundo cuanto te ama.

@RenteriaEdd