“Encausando a tu rebelde”: importancia del ejercicio en la adolescencia

Esa revolución hormonal, que no solo te transforma corporalmente; sino que tiene un rol psicosocial elemental para el desarrollo del nuevo ser humano.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

Hablar de la adolescencia es un tema delicado, por todos los procesos que involucra: procesos de madurez física (principalmente). Esa revolución hormonal, que no solo te transforma corporalmente; sino que tiene un rol psicosocial elemental para el desarrollo del nuevo ser humano.

La adolescencia se establece con el inicio de la pubertad, cuando inicia el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios y se alcanza la capacidad de reproducción sexual; el fin de esta etapa coincide con la conclusión de los procesos de CRECIMIENTO y MADURACIÓN funcional que dan lugar a la forma adulta del individuo.

 

En un adolecente las capacidades físicas deben evaluarse de manera individual y determinar cuál es el punto de desarrollo que está viviendo en ese momento; para poder determinar cuál es la mejor actividad a practicar; tomando en cuenta que el desarrollo corporal en cada adolescente se presenta en diferentes tiempos en cada individuo; así mismo el desarrollo de las capacidades físicas propias del ejercicio.

 

Por tal motivo, cuando el adolescente ha tenido una vida deportiva desde la infancia; la adolescencia es el momento propicio para dar el salto al alto rendimiento y comenzar con el entrenamiento específico según la disciplina que practique el adolescente de manera correcta e innocua

.

En caso que el adolescente no tenga antecedentes deportivos, esta etapa de la vida es la idónea para descubrir el ejercicio y la disciplina que le puede brindar una práctica deportiva para su vida adulta futura. 

 

La prescripción del ejercicio en adolescentes, no solo debe considerar los aspectos físicos. Se deben considerar también aspectos ambientales, sociales, culturales, emocionales (que se sienta parte del equipo y desarrolle lazos de amistad con el resto de sus compañeros).

 

Los objetivos principales del ejercicio en la infancia son:

  • Mantener peso en relación a talla.
  • Potencializar el crecimiento óseo (mayor densidad y calidad del tejido).
  • Potencializar la fuerza muscular (aumento de fibras tipo I y II) e incrementar desarrollo de capacidades musculares.
  • Lograr prevenir la obesidad desde los primeros años de vida y lograr así una edad adulta saludable.
  • Mantener las capacidades aeróbicas, cardiovasculares y neurológicas

óptimas.

  • Favorecer una vida social y de empatía con sus semejantes.

La adolescencia es una etapa de cambio-transformación del individuo. El ejercicio no solo favorece a que esta transformación sea saludable físicamente, sino que permite un desarrollo de normas, reglas y emociones, que si se encausan correctamente, lograrán desarrollar un ser humano equilibrado y sano en todos los aspectos importantes de la vida.

“Los buenos hábitos formados en la juventud marcan toda la diferencia”. Aristóteles

Dr, Eduardo Mejía Muñoz, especialista en medicina del deporte. 

IG: dr.eduardomejia Tw: @dr_mejia