Escribiendo de amor y… terror psicológico

Esperando que esta pregunta no desvíe la intención de este texto, si te encuentras atrapada o atrapado en un lugar que no puedes describir o peor que no sabes cómo salir y entre más trates de entender el significado, más atrapado estás

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Se puede escribir una novela de terror sobre algo que convertirás en realidad?

Esperando que esta pregunta no desvíe la intención de este texto, si te encuentras atrapada o atrapado en un lugar que no puedes describir o peor que no sabes cómo salir y entre más trates de entender el significado, más atrapado estás, quizá te sientas relacionado con los ejemplos de terror de la columna anterior (¿Qué tienen en común Bright Falls y Laura Palmer?)

Siguiendo con la historia de Bright Falls y Twin Peaks, no me percaté de lo más importante, no se trataba del director, del escritor, Alan Wake ni Laura Palmer, el personaje principal de cada historia era tan evidente que pasó desapercibido… ¿Entonces?

Recapitulemos con la historia que nos llevó a todo esto. La presencia oscura me tiene atrapado en lugar donde el tiempo no avanza y no me siento con el contexto suficiente para lograr escribir una salida de la historia. Lo último que escuché de ese ente fue “No es un lago, es un océano” pero, ¿qué significa?

Al terminar una serie, libro, película o juego que tanto esperaste hay sentimientos de alivio, felicidad, logro, pero también tristeza, depresión. Como cuando te alejas de todos para lograr algo que te propones, te aíslas del mundo para conseguirlo pero después tienes que regresar y recuperarte para “dejar entrar la luz”.

Entonces, si regresas a escribir, tendrás que desarrollar la historia para que al final puedas salir el lago y de la oscuridad. Por ello, comencemos.

Primera parte:

Desperté y tuve la sensación de que el día de hoy ya lo había vivido, pero el desenlace no estaba claro. ¿Qué podía hacer? Si me quedaba en casa podía llegar a mi el mismo desenlace al igual que si me alejaba de mi destino… No había nada que me alejara de estar frente a frente con la presencia oscura.

No se trata de la luz sino de lo que representa… no dejaba de repetirlo mientras caminaba y todo comenzaba a tornarse oscuro y frío… de repente a las 9:00 de la mañana todo parecía de noche, no había nadie en las afueras. Irracional como cualquier historia de terror, tenía que cruzar un bosque para llegar a mi destino, era evidente que el entorno era distinto, me sentía observado y guiado a un lugar que no sabía qué me iba a aguardar.

Iba caminando por el bosque oscuro, y cada vez que me adentraba más, tenía esa sensación de que era un viaje sin retorno. Vi una cabaña a lo lejos, no sé si alegrarme o no, pero al acercarme encontré una hoja con un texto que me llamó la atención:

El hombre se volvió hacia mí. Su rostro estaba cubierto por las sombras. No se distinguía en la oscuridad del bosque que nos rodeaba. Pero el hacha que blandía sí era fácil de ver: brillaba con la sangre de sus víctimas.

Sonreía con locura. Las sombras estaban vivas y deformaban sus facciones.

Era una escena de pesadilla, pero yo estaba despierto.

El poseído estaba ante mí. Me era imposible centra la mirada en él, como si estuviese en un punto ciego causado por un tumor o una enfermedad ocular. Sangraba sombras, como tinta bajo el agua, como nube de sangre tras el ataque de un tiburón. Era presa del pánico. Me aferré a la linterna como si mi vida dependiera de ella, para evitar que se acercara aún más. De pronto ocurrió algo y la luz pareció brillar con más intensidad.

Era mi letra, no podía creerlo, era una parte de “Departure”, la novela que escribí y que se volvió real y que tuve que terminar para liberar a Alice de la presencia oscura, pero entonces, la historia estaba incompleta, ahora tenía que reunir las piezas faltantes para que la secuela de la historia tenga sentido, aunque eso significaba que la presencia oscura me llevara consigo, no había más opción que seguir “la señal”.

Escribir sobre cómo escribir la secuela de una historia de terror dentro de la misma historia… ¿Podrás?

Claro que puedes escribir de nuevo y terminar la historia. Tienes el conocimiento, la técnica, la determinación, confío en ti, podemos recordar el final de la historia y cambiarlo, solo recuerda: No se trata de la luz, sino de lo que representa.