Impactos en el peso por la resistencia a la insulina

Esto ocurre en las personas que ganamos peso, debido al aumento en la masa grasa que hoy en día sabemos es un órgano endocrino capaz de producir hormonas y sustancias que inflaman el cuerpo y no sólo un “almacén” de reserva de energía. 

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

La insulina es una hormona producida por el páncreas, cuya función es ayudar a metabolizar el azúcar que consumimos en los alimentos. Lo hace a través de un mecanismo conocido como “llave-cerradura”, en el que la insulina (“llave”) le abre la puerta de la célula (“cerradura”) a la glucosa para que ésta entre y se pueda producir energía. 

 

Hablamos de resistencia a la insulina cuando ésta no es capaz de introducir el azúcar a la célula y producir energía de manera eficiente. 

Esto ocurre en las personas que ganamos peso, debido al aumento en la masa grasa que hoy en día sabemos es un órgano endocrino capaz de producir hormonas y sustancias que inflaman el cuerpo y no sólo un “almacén” de reserva de energía. 

Cuando estas sustancias inflamatorias producidas por el tejido graso se encuentran elevadas en la sangre de una persona, es necesario utilizar una mayor cantidad de moléculas de insulina o “llaves” para introducir una sola molécula de glucosa a la célula y producir energía.

La reserva pancreática de insulina con la que nacemos es la única insulina que tendremos a lo largo de toda nuestra vida; por lo tanto, la tenemos que cuidar como si fuera una herencia que recibimos al nacer y hay que evitar “gastarla” de manera innecesaria o ineficiente.

Ahora, ¿cómo gasto mi reserva de insulina de manera innecesaria? Consumiendo alimentos con alto contenido de azúcares. 

Y ¿Cómo gasto mi reserva de insulina de manera ineficiente? No haciendo ejercicio, ya que nuestros músculos ayudan a metabolizar la glucosa y al subir de peso ya que necesito utilizar más cantidad de insulina para realizar el mismo trabajo.

¿Cómo puedo saber si tengo resistencia a la insulina? Muy fácil, examina tu cuello, axilas, ingles o nudillos ya que la piel de éstos se oscurecerá e inclusive pueden aparecer pequeñas verrugas del color de la piel. 

¿Cómo se mide? El índice de resistencia a la insulina, o HOMA por sus siglas en inglés, se calcula con base en los valores de sangre de glucosa e insulina en ayuno.

La principal consecuencia de la resistencia a la insulina es la Diabetes Mellitus tipo 2.

Desde el punto de vista del peso, la resistencia a la insulina genera un círculo vicioso; por una lado, favorece mayor ganancia de peso, y por otro, frena la pérdida del mismo, por lo que su tratamiento es piedra angular para el control de peso.

El mejor tratamiento para la resistencia a la insulina a largo plazo es el ejercicio, acompañado de un plan nutricional bajo en carbohidratos o azúcares, además de algunos medicamentos que podrán ser indicados por su médico.

 

Dra.Ruth Cruz Soto

TW: @draRuthC
FB: Ruthie Cruz