La cultura en América Latina: gestión y difusión

La cultura latinoaméricana es una hibridación entre los pueblos antiguos y el pensamiento occidental ¿cómo gestinoar la cultura para mantener su riqueza?

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Daniel Saa

La cultura de América Latina se caracteriza por su fusión entre la cultura derivada de los pueblos antiguos y la que de herencia europea que se instaló por el periodo de la conquista. Una gran parte de la promoción cultural proviene de la creación de la infraestructura necesaria y la consiguiente implementación del equipamiento cultural a partir de la articulación entre gestores culturales, el público y los creadores.

La infraestructura cultural es un eje fundamental en el desarrollo de las ciudades ya que actúa como un espacio que conforma el tejido social y la proyección de la ciudad. En el sentido social, la infraestructura cultural promueve la construcción de la identidad como ciudad con la que se identifica la población.

En siglos pasados, actividades dotadas de ser “culturales“ como el cine, los museos y galerías de arte han sido predios solamente disponibles para las clases más altas de la sociedad. A partir de finales del siglo XX, vemos como gracias al crecimiento económico y el desarrollo, los espacios culturales están cada vez más disponibles para el gran público. Lo anterior es gracias a que se construyen infraestructuras culturales como un espacio que manifieste físicamente la idea del progreso.

Si bien anteriormente hemos descrito la importancia de la infraestructura cultural como una manera de impulsar la participación cultural a partir de políticas públicas dirigidas a impulsar la cultura. La infraestructura solamente representa una de las diversas acciones que pueden emprender los gobiernos para fomentar la cultura, que a su vez es un eje central en el desarrollo de las ciudades, los países y las regiones. Entendido esto, podemos decir que todos los gobiernos cuentan con una política cultural que se entiende como;  la acción de facilitar y propiciar la convivencia de formas, expresiones y lenguajes artísticos que coexisten con una nueva concepción que concibe al hecho artístico de manera previa al espacio.(Alcaraz, s.f.)

A continuación estudiaremos los datos duros que nos presentan la realidad de la participación cultural en América Latina:

El acceso, la calidad y la oferta de la cultura en América Latina ha aumentado en este siglo. Casi seis de cada diez personas lo ven así y la mayoría valora también que seguirá creciendo. La música, el vídeo y la lectura son los hábitos favoritos, entre otras razones, porque son gratuitos y de fácil acceso.

En América Latina, el porcentaje del PIB que se se le dedica a la promoción de la cultura está por debajo del .5%. El apoyo del gobierno a la cultura viene a través de dos canales; El primero tiene que ver con lo económico y la inversión en el sector y el segundo con el apoyo e impulso a los valores de la creación local o regional que contribuyen a la apropiación social de la cultura. Para entender la falta de participación, resalta el siguiente dato; en América Latina el 62% de la población no ha asistido a un patrimonio cultural o a un parque histórico.  (Álvarez, Lafuente, 2014)

En la región, el 45% de la población admite no leer nunca o casi nunca.  Es importante resaltar el papel que el internet ha jugado en los últimos años para lograr el acceso de cada vez más personas al contenido cultural, no solo de la región, también en el mundo. Un fenómeno que a su vez fomenta el intercambio cultural a lo largo y ancho del planeta. En nuestro continente, la media regional en el acceso al internet es del 40%, comparado con el 80% en países de la OCDE.

La participación cultural en América Latina es producto de la gestión del gobierno en correcta coyuntura con la ciudadanía. El estado de la participación cultural no está en un punto crítico, pero sí debemos entender que es importante conseguir más apoyo por parte de los  gobiernos para lograr una correcta gestión de la cultura. Por que una cosa es decir que América Latina es una región con una cultura muy rica producto de las coyunturas históricas que se han presentado en la región, pero otra cuestión es entender lo que estamos haciendo hoy en día para gestionarla, alimentarla y asegurarnos de dejar un patrimonio cultural del cual nuestros descendientes se puedan sentir orgullosos.