El abominable hombre de la Casa Blanca: Donald Trump

Después de esta decisión se levantó la voz a millones de migrantes, políticos y hasta cancilleres como fue el caso de Angela Merkel

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Desde el 20 de enero de 2017 el mundo cambió, no volvió a ser el mismo, entró en un periodo de temor y miedo. Lo que veíamos como una situación demasiada lejana e incluso improbable, finalmente sucedió, el sueño guajiro de millones de estadounidenses se completó. Como arte de magia la noche de la elección, la aguja empezó a señalar a Donald Trump como el nuevo presidente de los Estados Unidos de América, finalmente así sucedió, la amenaza de una política exterior fuerte y cerrada en búsqueda de sus intereses nacionales, estaba más latente que nunca y el primer estrago lo sufriría nuestro país. No ha pasado ni siquiera un mes desde que el multimillonario americano tomará los poderes ejecutivos y el impacto internacional ha sido brutal. ¿En verdad habría que alarmarse por la política actual de Estados Unidos? ¿Nuestro país corre un riesgo? Aunque me lastime, debo aceptar que he escuchado personas que han contestado esas preguntas con un firme “no, para nada⬝, sin embargo, yo pienso todo lo contrario; para comprobarlo basta con voltear a ver los actos que ha realizado el ahora conocido como abominable hombre de la Casa Blanca en menos de 20 días:

En primera instancia; no podemos confiar en una persona que constantemente rompe el protocolo diplomático con llamadas o “tuits⬝ que buscan, según mi punto de vista, la atención de los medios a fin de evitar que los ciudadanos presente atención en lo que en verdad importa. Donald Trump no puede hacer y deshacer a su gusto lo que quiera con la diplomacia, debe acatarse a los protocolos que corresponden a un personaje de esta dimensión respetando la soberanía de otros países con la intención de evitar futuros problemas; Donald, no le llames por teléfono a la presidenta de Taiwán. En segunda instancia, y lo más controversial hasta este momento, son sus medidas anti migratorias que han desatado todo un debate internacional en distintos ámbitos (sociales, económicos, políticos y hasta deportivos). A los que no creían que Trump cumpliría sus promesas de campaña lo más pronto posible, me atrevo a decirles que despierten del cuento de hadas y se pongan a observar la realidad.

En cuanto a esas famosas medidas migratorias, que se han concretado en órdenes ejecutivas, se encuentra la del “flamante⬝ muro fronterizo entre Estados Unidos y México, el cual se estima que tenga un costo entre 12,000.00 y 15,000.00 millones de dólares, mismo que como ha repetido en constantes ocasiones Donald Trump pagaremos de una manera u otra, ya sea con el aumento a los aranceles o a la deuda externa, no obstante, este tema logró apaciguarse por algunos días, pero no crea querido lector que por la benevolencia del originario de New York, sino por la otra orden ejecutiva, en la que se estipulaba que se le prohibía la entrada a los Estados Unidos de América los ciudadanos que presentarán un pasaporte iraquí, iraní, sirio, libanés, sudanés o de los países de Yemen y Somalia. Después de esta decisión que hiciera levantar la voz a millones de migrantes, políticos y hasta cancilleres como fue el caso de Angela Merkel, quien le recordó a Trump lo que significa el Convenio de Ginebra, el cual obliga a la comunidad internacional a aceptar refugiados de guerra por razones humanitarias. Esto solo es una pequeña muestra del caos que se avecina para nuestro futuro a corto plazo, en especial para nuestro país al tener al abominable hombre de la Casa Blanca en el poder, no obstante, debemos unirnos como una sola nación y hacer frente ante las dificultades.

A propósito de México⬦

Pero bueno, no todo tiene que ser negativo, siempre se puede rescatar algo de todo lo malo, este domingo 5 de febrero de 2017 se conmemora el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917. Un documento que desde que lo redactó el Congreso Constituyente de Querétaro a órdenes de Venustiano Carranza, ha velado por los intereses de cada uno de los mexicanos a fin de que sus derechos y obligaciones se cumplan al pie de la letra. Felicitemos a México por ser un país en donde por lo menos tenemos una ley que es justa (a medias) e imparcial (también a medias). Tampoco vayamos a olvidar de felicitar a nuestros queridos diputados y senadores que son los encargados de renovarla a fin de que las nuevas necesidades del pueblo mexicano sean escuchadas (sarcasmo), y qué mejor regalo para celebrar este día tan especial con un nuevo “Gasolinazo⬝. ¿Felicidades México?