«No pierdas la esperanza»

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

La esperanza proviene de Dios y ésta misma proviene de la fe en él. 

En la esperanza hay oportunidad. 

Pero a veces ¿a quién le importa la esperanza? 

En realidad a todos. Vivimos esperanzados a un mañana, con la seguridad de que mañana estaremos, pero ¿y si no fuera así? ¿Qué pasaría con todo lo que hemos anhelado por años, meses, días, o en horas?

La esperanza es un valor que nos mantiene firmes y, a través de la fe, nos ayuda a creer que algo bueno vendrá. La verdad es que vivimos en un mundo muy bello, pero a la vez lleno de locura. 
¿Dime, en qué tienes esperanza? 

Dios es la única respuesta ante nuestros problemas. Ahora, con el Covid-19, muchas personas entran en desesperación. Pero calma: Dios tiene el control de todo. Es verdad que nuestro planeta está harto de todo lo que le hemos hecho… Hay esperanza para que esto cambie. 

Romanos 5:5 “y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”.

Se vienen tiempos complicados debido a la contingencia por el coronavirus, pero tengamos esperanza ante lo que está pasando. Ten calma y toma las medidas necesarias. 

Durante estos días toma un tiempo específico para leer, meditar, hacer ejercicio, tiempo de calidad con tu familia, etc. 

Confía en Dios, aún en la tempestad, aún en el dolor, aún en la desesperación, decide creerle en él. 

Entiendo que las noticias a veces no son las más favorables. 

Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.

Es normal que tengamos miedo ante esta situación, pero es mejor prevenir. Deseo que Dios traiga paz a tu corazón.

Leí esto y te lo comparto: “ Y mientras nosotros estamos encerrados, las aguas vuelven a cristalizarse, el aire se despeja, los árboles dejan de ser talados y los animales podrán habitar en paz por un tiempo. No sé si será el mejor momento para decirlo, pero la naturaleza es tan mágica (el creador es Dios)  que se está limpiando del mal que le hicimos. Estamos viviendo algo histórico: el año que la tierra solita obligó al mundo a detenerse”. 

Nos leemos en la siguiente Neta…

Sígueme en mis redes sociales como:

Twitter: @SamAlcazarF

Instagram: Sam Alcázar F

Facebook: @SamAlcazarF