La Participación Ciudadana Va De La Mano Con La Democracia

La participación es siempre un acto social, nadie puede participar de manera exclusiva, privada o para sí mismo. La participación no existe entre los solitarios, pues sólo se puede participar con alguien más; por lo tanto, sólo se puede ser parte donde hay una organización que abarca por lo menos a dos personas.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

La participación es siempre un acto social, nadie puede participar de manera exclusiva, privada o para sí mismo. La participación no existe entre los solitarios, pues sólo se puede participar con alguien más; por lo tanto, sólo se puede ser parte donde hay una organización que abarca por lo menos a dos personas.

Citamos constantemente a la participación de la sociedad desde planos muy diversos y para propósitos muy diferentes, pero siempre como una buena forma de incluir nuevas opiniones y perspectivas. Se recurre a la participación de los ciudadanos, de las agrupaciones sociales, de la sociedad en su conjunto, para resolver problemas específicos, para encontrar soluciones comunes o para hacer confluir voluntades dispersas en una sola acción compartida.

Creo que la participación es indispensable para que la democracia se perfeccione y madure día con día, pero, sobre todo, necesitamos de la participación del ciudadano que haga suyas las causas justas que la sociedad demanda.

El ideal en un sistema democrático es que el ciudadano participe en cuestiones tan básicas como las organizaciones vecinales que demandan de sus gobiernos municipales mejores servicios; como la recolección de basura, alumbrado público, agua potable, etcétera. Sin embargo, también es necesario que tenga intercesión en las llamadas sociedades intermedias, pues es ahí donde el ciudadano se puede desenvolver ampliamente.

Las sociedades o las también llamadas comunidades intermedias son un campo extenso y muy especializado en donde los ciudadanos pueden participar, por ejemplo, las comunidades agrarias es un espacio en donde los campesinos pueden expresarse y desenvolverse plenamente.

Por ello, es importante conocer la diversidad de este tipo de sociedades, pero, sobre todo, distinguir la posibilidad tan extensa y variada que tiene el ciudadano de poder participar en los asuntos públicos, tales como: los colectivos ciudadanos, asociaciones culturales, de profesionistas, de industriales, estudiantiles, obreras, de intelectuales, etc.

Por lo tanto, la democracia no existe simplemente en la constitución y en los demás textos legales: es, antes que una forma abstracta de gobierno, una forma de convivir y un modo de considerar la vida.

La democracia debe estar en constante operación y requiere la participación activa del pueblo en los asuntos del gobierno. Una opinión pública unida puede determinar la dirección política que adopten los gobernantes.

Sostengo que la conciencia cívica de todos los ciudadanos, manifiesta que solo con la participación de la mayoría de los ciudadanos en los asuntos públicos, se puede llevar a cabo una verdadera cultura política de la generación del bien común.

Las instituciones partidistas, antes de salir a las calles y pedir el voto ciudadano, deben hacer consciente a la sociedad que la emisión de su voto y su participación es muy importante, ya que como sociedad, lo que hagamos hoy, repercutirá de forma directa en el futuro proletariado, es decir,  de no tomar conciencia en asumir nuestra responsabilidad en la toma de decisiones de orden público se corre el riesgo de que cada vez cierto sector de la población se beneficie y aproveche de las instituciones de gobierno, generado por una sociedad apática y omisa. Cada vez que el pueblo se desinteresa en las funciones de gobierno y se inhibe de participar activamente en la política, la democracia está en peligro mortal.

Esta participación debe estar encausada y sobre todo delimitada por la ley, para que la libertad no se convierta en libertinaje, por ello, proponemos ciertas características de la participación.

Características de la participación:

Debe ser activa, ética, consciente, libre, responsable, eficaz, motivadora, respetuosa y tolerante a los derechos fundamentales, encausada, organizada y trascendente.

Twitter; @Roy_Gonzalez19