Mourinho y una nueva oportunidad para reinventarse

Hace cuatro años, José Mourinho Félix lo dijo de manera determinante: “No voy a dirigir al Tottenham nunca”.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

“Tu gran oportunidad se puede encontrar justo donde estás ahora mismo.”

Napoleón Hill

Hace cuatro años, José Mourinho Félix lo dijo de manera determinante: “No voy a dirigir al Tottenham nunca”. Sin embargo, la vida es muy compleja y cuando a veces hacemos aseveraciones, éstas suelen cambiar por distintos factores y en algunas ocasiones nos debemos de tragar el orgullo y dar una oportunidad a lo que veíamos como imposible. 

Tras el anuncio de este miércoles, donde se confirmó como el nuevo técnico de los Spurs, Mourinho tendrá la oportunidad de reivindicarse y reinventarse en el sitio menos pensado. Ironías de la vida.

Pero… ¿por qué ‘The Special One’ fue escogido por el conjunto de Londres? ¿Qué virtudes tiene para cambiar la situación actual del Tottenham que se encuentra en el puesto 14° de la Premier League?

A pesar de que Mou tenga una relación de amor-odio con los aficionados, su carrera tiene varios logros entre los cuales destacan 25 títulos, 11 de ellos ganados en Inglaterra, y una efectividad del 70.9%, producto de realizar 1,757 puntos de 2,475 disputados. 

Si bien su futbol no es atractivo y a algunos aficionados no les agrada, José Mourinho basa éste en el orden y la efectividad, lo cual le ha permitido triunfar en todos los equipos que ha dirigido. 

Por otro lado, Mourinho es un técnico que a pesar de que gusta de la formación 4-2-3-1, puede modificar ésta con base al rival, la situación del partido, entre otros factores. En el final de los días de la era Mauricio Pochettino, el argentino se había quedado sin ideas. Aunque intentó modificar su estrategia, jugando con línea de tres en el fondo, los resultados no lo acompañaron y el equipo se partió de forma importante ante la falta de alternativas y el cansancio que conlleva una relación diaria.

Con ‘The Happy One’ en el banquillo, las ideas de juego podrán variar con base a dos aspectos esenciales: la polivalencia de los jugadores y las necesidades que requiera el equipo. Prueba de esto, es su mandato con el Real Madrid en la temporada 2011/12 donde el portugués alternó entre un 4-3-3 y un 4-2-3-1; ambos parados marcados por los devastadores contraataques que realizaba el conjunto blanco.

A pesar de que en Champions los Spurs están cerca de calificar, en la Premier League el panorama no luce alentador y ante esta situación se necesitan cambios, mismos que José Mourinho puede ejecutar con base a un factor especial: la motivación. 

Así como Iker Casillas y Paul Pogba han asegurado que Mou es uno (o quizá el único) de los peores técnicos que los han dirigido, el estratega tiene un toque especial con los jugadores que se permiten trabajar bajo su estilo y obtiene lo mejor de ellos. Eto’o, Drogba, Essien, entre otros son la prueba de ello. 

Mourinho tiene un equipo que mezcla de manera importante la experiencia con la juventud y si estos condimentos están bien incorporados, los Spurs pueden ser un peligro para cualquier rival, prueba de ello fue que la temporada pasada disputó la final de la Champions League. 

‘The Special One’ tiene la oportunidad de reinventarse en un lugar inhóspito, en un equipo que él no esperaba y que representa un reto por el momento que vive. Durante su carrera como técnico, José Mourinho ha demostrado que ante la adversidad, él puede sacar lo mejor de sí y de sus jugadores. Sin embargo, su llegada a Londres también puede significar una última oportunidad. Es reinventarse o morir. 

José Herrera
@GHerreraPepe