¡Que no te domine el miedo!

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Qué es el miedo?

Es una emoción que produce excesivamente preocupación, ansiedad, a veces podemos experimentar el miedo sin que exista un motivo claro.

En ocasiones, el miedo puede apoderarse de ti y no te de deja ser tal y como eres.

El miedo es aquella perturbación angustiosa del ánimo debido a un riesgo latente o a un daño real o imaginario. Es un sentimiento común de todos los seres humanos. 

Muchas veces se presenta debido a las situaciones de crisis a las que nos enfrentamos o por no encontrar la salida a nuestros problemas.

¿Qué nos produce miedo?

Cualquier cosa puede provocar miedo en una persona.

El miedo nos paraliza, ocupa toda nuestra atención, nos bloquea emocionalmente y nos dificulta disfrutar de los pequeños o grandes momentos de la vida.

Existen 5 miedos básicos: Albrecht en Psychology Today

  • Miedo a la muerte
  • Pérdida de autonomía
  • La soledad
  • Miedo a la mutilación
  • Daños y perjuicios al ego

El miedo lo podemos cambiar, por pensamientos de bien, cambiando el chip del temor. 

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor… 1 Juan 4:18

Dios nunca nos deja, sin importar la situación que estemos pasando. 

¡No tengas temor! Los problemas siempre tienen un fin. 

Sé que es difícil en este tiempo que estamos viviendo como sociedad y como nación, pero recuerda ¡Siempre sale el sol después de la tormenta!

Es difícil estar encerrado y a veces pensamos en cosas negativas, pero este es un tiempo para reflexionar y darnos cuenta de lo que estamos aportando al mundo y a las personas que nos rodean. 

Algo que te puede funcionar para lidiar con el miedo y la ansiedad en tu vida es: 

  • orar o meditar
  • sanar espiritualmente
  • crecer como persona
  • darte un tiempo para reflexionar
  • leer
  • pasar tiempo con tu familia 

Esto es algo que puedes ir logrando poco a poco.

El Dios que sustenta el universo tiene el control

Los planes de Dios nunca son improvisados. 

Dios no nos promete salud, ni que nada malo nos pasará. Lo que sí promete es que él estará con nosotros en el valle de la sombra de muerte, que aunque parezca que todos nos abandonan, él jamás nos va a dejar. 

Nos leemos en la siguiente Neta…

Sígueme en mis redes sociales como:

Twitter: @SamAlcazarF

Instagram: Sam Alcázar F

Facebook: @SamAlcazarF