¿Quién está detrás de los nuevos partidos políticos?

Así, luego de la elección presidencial de 2018, el Instituto Nacional Electoral (INE) abrió las puertas para que los interesados busquen entrar al selecto y rico mundo de los partidos políticos en México.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Cada seis años se abre la posibilidad de que se creen nuevos partidos políticos. Así, luego de la elección presidencial de 2018, el Instituto Nacional Electoral (INE) abrió las puertas para que los interesados busquen entrar al selecto y rico mundo de los partidos políticos en México.

Luego de la convocatoria del INE, 78 organizaciones están buscando convertirse en partidos políticos nacionales. Los requisitos para ellos no son sencillos: tener cuando menos 70 mil personas afiliadas en 200 distritos electorales o en 20 entidades federativas. Así, los requisitos numéricos y geográficos no son fáciles de cumplir.

El INE estima que, de los 78 solicitantes, un máximo de cuatro logrará su registro como partido político y con ello puedan competir en las elecciones para la Cámara de Diputados en 2021. Aunque de lograr su registro, cada nuevo partido recibiría ya, desde el año entrante, 42 millones de pesos y 130 millones en 2021. Además de la prerrogativa de tener spots gratuitos en todas las estaciones de radio y televisión del país.

Pero estos “nuevos” partidos políticos, en realidad no son tan nuevos, dado que resulta que las organizaciones postulantes tienen vínculos con viejas fórmulas:

La organización que va más avanzada en el cumplimiento de los requisitos es Redes Sociales Progresistas, vinculada a Elba Esther Gordillo y al SNTE. Éstos antes tenían el control del extinto Partido Nueva Alianza. Hasta el momento, lleva un avance de 52% de los requisitos cumplidos y tiene aún seis meses más para concretarlos.

La segunda organización política con más avances para convertirse en partido es Encuentro Solidario, que, de la mano de Hugo Eric Flores y las iglesias evangélicas, habían conformado el Partido Encuentro Social. Éstos llevan un avance de 36%.

La tercera organización es Fundación Alternativa de un connotado expriista, César Augusto Santiago, quien después de más de 60 años de militar en el PRI, renunció para intentar conformar este nuevo partido. Su organización es particularmente fuerte en el Estado de México y sus vínculos son con el madracismo. Así que es probable que varios priistas de la antigua nomenclatura, molestos con la nueva joven dirigencia priista, estén detrás de este esfuerzo. Llevan 16% de avances, pero ya han hecho 61 asambleas.

Finalmente, está Libertad y Responsabilidad Democrática del expresidente de la República, Felipe Calderón, y su esposa Margarita Zavala, ambas figuras importantes del panismo. Llevan también 16% de avances en la militancia, pero apenas 40 asambleas realizadas.

Así, en realidad los nuevos partidos, de lograr su registro, no serán nuevos en todo el sentido de la palabra sino más bien el renacimiento de otros que ya habían existido. Incluso, manteniendo la estructura de control intacta.

Por su parte, se ha conformado otra organización denominada Futuro 21 que, desde la sociedad civil, aunque con vínculos con el PRD, quiere hacer un frente de batalla político. Sin embargo, por los tiempos electorales, no podrá ser un nuevo partido. Más bien, parece que utilizará al PRD para fines políticos y electorales. Es interesante que muchos de los políticos que conforman esta organización hayan recibido, en su momento, apoyos del ingeniero Carlos Slim.

Ahí están Jesús Ortega y Jesús Zambrano que, desde el Pacto por México, defendían la posición de las empresas del grupo y cuyas reuniones tenían lugar en el Hotel Geneve; la exdiputada Purificación Carpinteyro, quien tuvo que dejar la Comisión de Comunicaciones por un escandaloso conflicto de intereses cuando se elaboraba la Ley de Telecomunicaciones de 2014; el doctor José Narro, quien co-apadrinó los premios Fundación Slim y tiene una larga amistad con el empresario; y, hasta la excandidata presidencial Cecilia Soto, quien dirigió el Instituto Tecnológico de Teléfonos de México, también del magnate. Así que parecería que distinguidos personajes de la vida política, cuyo punto de contacto es el ingeniero Carlos Slim, se están activando para, como señala su desplegado, “defender la institucionalidad democrática” contra Morena y la 4T. Además, marcharán este próximo domingo 1 de septiembre, día del Informe Presidencial, en apoyo de lo que era el NAIM en Texcoco y del respeto a la ley.

Así que, nuevos membretes, pero con antiguos conocidos, pintan para ser la nueva oferta política en 2021. Ante ello, no hay buenos augurios de que cambie el rígido esquema de partidos vigente ni que la política en México mejore.

Cambiando de tema… 
Nuevas estaciones comerciales de radio. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) inició el proceso para otorgar 319 nuevas estaciones comerciales de radio (234 en FM y 85 en AM), esto en diversas localidades del país. Las bases de la licitación se encuentran ya en consulta pública.

Dado lo mucho que se pagó en 2017 por frecuencias de radio, es probable que el precio mínimo con que salgan sea muy elevado. De hecho, se pagó tanto en ese año, que el IFT esperaba 69 millones de pesos y acabó recibiendo 954 millones por 141 frecuencias. Ahora, dos años después, esos precios serán la referencia, con lo que es probable que muchas estaciones quedarán sin postores. Y es que la publicidad privada y la gubernamental han variado a la baja en estos últimos 14 meses.

Por cierto, hay que destacar que la licitación contempla, sobre todo, nuevas estaciones de radio en destinos turísticos: Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta, Mazatlán y Los Cabos.

Twitter: @JTejado