SALSA PARA EL BAILADOR

“De repente, a principios de la década del setenta, el nombre Salsa comienza a ser escuchado en Nueva York. Son varias las teorías que intentan explicar el origen del nombre.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

“De repente, a principios de la década del setenta, el nombre Salsa comienza a ser escuchado en Nueva York. Son varias las teorías que intentan explicar el origen del nombre. Se ha dicho que la Salsa se inicia con la canción Echale salsita (son, 1933) del Septeto Nacional, algunos atribuyen su bautizo a Izzy Sanabria cuando ejercía como maestro de ceremonia en uno de los primeros conciertos disco de Cal Tjader Soul Sauce, que ostentaba en la portada una botella de salsa picante de Louisiana”. Eduardo Márceles Daconte. (2005).

Así nació dos décadas antes que yo, el ritmo que me hace vibrar por dentro, el que sin buscarlo me conecta con mis raíces africanas y me hace sentir cimarrona, bailadora y más hija de mi madre.

No recuerdo la primera vez que escuché Salsa, pero recuerdo que mi mamá me enseñó a bailar, de la mejor manera como le puedes enseñar a una niña, con el ejemplo, de pronto tenía cinco años y ya me sabía algunas canciones de Celia Cruz, mi favorita era ‘Usted abuso’, el ritmo y la potente voz de Celia me gustaban más que cualquier canción infantil, luego empecé a sentirlo y fue cuando sucedió esa conexión con el timbal y la clave.

Como toda salsera sueño con tener un cuarto repleto de vinilos de Salsa que compraré en algún viaje a Cuba, México, Puerto Rico, Colombia, Panamá o Nueva York, esa sería mi herencia para otros salseros, rumberos que como yo firmamos contrato para entregar nuestro espíritu al sonar de los tambores, el timbal y la clave.

La Salsa me recuerda que todo lo bueno es una mezcla, en ella hay algo de bambo, son, plena, guaracha, chachachá, guaguancó, cumbia colombiana, y hasta del bolero y las melodías brasileras; la Salsa hecha en América, nos recuerda que todo este continente es una mezcla, somos africanos, españoles, ingleses, somos Salsa.

Porque la Salsa NO ha muerto, sigue viva en cada uno de los bailadores que gozamos escuchándola y danzando. Por esta razón hice mi top 10 de canciones de Salsa que solo los verdaderos salseros conocemos, que pasamos de osados cuando nos tomamos los controles del equipo de sonido de alguna fiesta entre amigos y les mostramos cómo debe sonar un buen timbal acompañado de una historia donde hay divinidades cubanas, africanas y amor.

Mi top 10 de salsa para el bailador

 

  1. Ponte duro- con magistrales solos de bongo de Roberto Roena. (https://www.youtube.com/watch?v=ZjwFBwITu4g)
  2. Quítate tu- cantada por Pete ‘el Conde’ (https://www.youtube.com/watch?v=uFJZonahuK0)
  3. Toro mata- Celia Cruz y Jhonny (https://www.youtube.com/watch?v=ifnS2qI6Kag)
  4. Lucumí, Macumba, Voodoo- Eddie Palmieri (https://www.youtube.com/watch?v=fI8rLt-PW0o)
  5. Yroko – Jimmy Sabater (https://www.youtube.com/watch?v=5fC9lGEZaQE)
  6. Llegamos- Los Hermanos Lebron (https://www.youtube.com/watch?v=9ULKRa6MT0A)
  7. Ligia Elena- Rubén Blades (https://www.youtube.com/watch?v=vXGOrRjbpqA)
  8. El incomprendido- Ismael Rivera (https://www.youtube.com/watch?v=tTKudm_EzoM)
  9. Barrunto- Willie Colón (https://www.youtube.com/watch?v=UlIZ9Iky37o)
  10. Entrega- Grupo Niche (https://www.youtube.com/watch?v=vFBPtbDlIys)

 

Tw: @anaragomez