¿Se acabó el “súbete a mi moto”?

En las última semanas se ha generado una polémica en torno a las motocicletas digna de abordar.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

En las última semanas se ha generado una polémica en torno a las motocicletas digna de abordar.

Mientras unos gobiernos pretenden restringir libertades incluso para llevar un segundo pasajero a bordo, otros incentivan el uso de las motos como medio de transporte.

Me explico, el Gobierno de Morelos ha propuesto prohibir que más de una persona circule en un “caballo de dos ruedas”, lo cual es, francamente erróneo. Los argumentos en torno a la inseguridad que ha dado el gobernador de la entidad, Cuauhtémoc Blanco, para adoptar la medida ¡no tienen un sustento.

En primera instancia, no es correcto englobar a todas las personas que usan este medio de transporte como delincuentes. Si bien Blanco dice ser consciente de que los padres de familia utilizan la moto para llevar a sus hijos a la escuela, su teoría de que “todos los delincuentes van a bordo de este vehículo y siempre son dos” es incomprensible.

En segundo lugar, el pretexto que utiliza el titular del Ejecutivo morelense para esta prohibición, es cuestionable, por decir lo menos. De acuerdo con Blanco, impedir que dos personas circulen en una motocicleta reduciría la incidencia delictiva. Esta medida se ha realizado en países como Colombia, pero es necesario entender que se requieren de otras estrategias para atender el asunto de la inseguridad.

Y esto no es una opinión personal, el Gobernador se ha topado con pared, pues su propuesta no ha recibido apoyo.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en esta entidad, Antonio Sánchez Purón, señaló que esta medida no es buena opción si se busca aumentar la seguridad. De igual forma, Elsa Delia Gónzalez Solorzano, presidenta de la Comisión de

Tránsito, Transporte y Vías de Comunicación del Congreso morelense, coincidió con Purón e, incluso, advirtió que los legisladores no validarán la propuesta, pues por ejemplo eso no ayudará a disminuir los homicidios dolosos en la entidad.

Esta acciones contrastan con otras medidas impuestas en Tamaulipas, uno de los estados que más ha sufrido por la ola de violencia en los últimos años. La Secretaría

de Gobierno de la entidad exentará del pago de derechos vehiculares a las motocicletas, incentivando así su uso, pues se comprenden los beneficios que pueden tener al hacer uso de este medio de transporte, como ahorros en la compra, el consumo de combustible, tiempos de traslado y hasta el aparcamiento de los mismos.

De acuerdo con datos del INEGI, en los últimos 18 años, la venta de motocicletas creció más de 1000 por ciento. El dato no debe pasar desapercibido, ya que nos habla de que cada vez más gente apuesta por una motocicleta como medio de transporte.

Entonces, en Morelos, cuesta trabajo entender que el “súbete a mi moto” eventualmente pase a “mejor vida”.

Columnista invitada: Ale Rodríguez (@AleRodrisMe)