¡Te hemos fallado Capitán Planeta!

Es inaudito que parte de la burguesía y el proletariado no vean como un problema grave la deforestación, la perdida de nuestros bosques y selvas ha causado una grave alteración de nuestra atmosfera, ya que nuestras acciones han hecho que el oxigeno se reduzca considerablemente, debemos recordar que sin la fotosíntesis de los árboles estamos poniendo en jaque a todo ser vivo en el planeta Tierra.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

 

Es inaudito que parte de la burguesía y el proletariado no vean como un problema grave la deforestación, la perdida de nuestros bosques y selvas ha causado una grave alteración de nuestra atmosfera, ya que nuestras acciones han hecho que el oxigeno se reduzca considerablemente, debemos recordar que sin la fotosíntesis de los árboles estamos poniendo en jaque a todo ser vivo en el planeta Tierra.

La raza humana aproximadamente ha acabado con la mitad de los árboles, y esto se debe a los sistemas económicos que hemos implementado, a las revoluciones industriales y al nulo amor por la ecología.

Muchas arboledas han desaparecido gracias a la implementación de tierras de cultivo burguesas, y realmente el trigo, maíz, cebada, arroz no generan con su fotosíntesis lo que produce una arboleda.

Si seguimos con la deforestación podemos hace un desequilibrio tan catastrófico como el de generar hambruna por la erosión de nuestras tierras o la desaparición de los mantos acuíferos.

Asimismo, la erosión es cuando la tierra pierde sus minerales y otros componentes, ya sea por las ráfagas de viento, la lluvia, o por la mala utilización del ser humano,  con ello se hace inservible para cualquier cultivo, por ello es necesario que haya árboles, ya que la función de estos con la tierra es de que la aprisiona a través de sus raíces, también estas forman diques que retienen el agua de las lluvias, con ello se disminuyen los deslaves si el terreno es elevado y si es plano ya no hay tanto desgaste del agua.

Otra función de los arboles es sustentar constantemente el agua potable al servicio de la raza humana. Ya que, gracias a la osmosis, se retiene las corrientes freáticas y con ello el árbol puede vivir y el ser humano puede extraer esa agua.

Debemos tener mucho cuidado con la tala de árboles, ya que esta ocasiona la perdida de mantos acuíferos, y la reforestación no ayuda mucho ya que los nuevos árboles dependerán de las lluvias o de riegos artificiales, pero si no se da ninguno de estos el árbol simplemente morirá.

Para los humanos el hundimiento de los mantos acuíferos genera la desaparición de los manantiales, es el lugar donde de manera de cascada, salida o descarga brota el agua y sale a la superficie. Si se hunde todo el manto acuífero se pierde por completo el manantial.

La sobrepoblación y el mal uso de los suelos ha provocado que muchas tierras sean infértiles y las que quedan fértiles dependan de los abonos orgánicos y químicos, ya que estos ayudan a que las tierras recuperen sus componentes ante las excesivas siembras, pero hay que tener mucho cuidado con la tala de árboles con fines de construir tierras de cultivo ya que no es lo mismo el funcionamiento de una planta con la de un árbol, y esto puede provocar deshidratación y evaporación, además que las tierras o suelos se ensalitran y los abonos no son aptos para devolver la vitalidad a estas.

«¡El poder es tuyo!»

 

Twitter; @Roy_Gonzalez19