Teoría del socialismo en un solo país vs Teoría de la Revolución Permanente

Hablemos un poco acerca de la teoría de la "revolución permanente" de Trotski, que se contrapone a la teoría del socialismo en un solo país” de carácter leninista

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Hablemos un poco acerca de la teoría de la «revolución permanente» de Trotski, que se contrapone a la teoría del socialismo en un solo país” de carácter leninista.

¿Qué dice la teoría leninista del socialismo en un solo país?

Que la transformación del capitalismo de sistema de unos cuantos países en sistema global, del capitalismo de la libre competencia en capitalismo monopolista, necesariamente produce cambios en la teoría de la revolución proletaria.

La vieja teoría de la revolución proletaria partía de las condiciones particulares de tal o cual país; la nueva teoría leninista de la revolución proletaria tiene en cuenta a toda la economía mundial, ya que hoy en día todos los países integran eslabones de una cadena imperialista internacional.

La vieja teoría de la revolución proletaria hablaba de la existencia de condiciones objetivas para la insurrección en los países más avanzados; la nueva teoría leninista de la revolución proletaria habla de condiciones objetivas para la insurrección en todo el mundo, ya que la inexistencia de condiciones objetivas en tales o cuales países ya no constituye un obstáculo insuperable para la edificación del socialismo.

La vieja teoría de la revolución proletaria consideraba a la revolución en cada país separadamente; la nueva teoría leninista de la revolución proletaria considera la revolución como un proceso mundial, como la desintegración progresiva de toda la cadena que constituye el imperialismo mundial.

Considerando todo esto, la teoría leninista del socialismo en un solo país considera que la cadena del frente imperialista se romperá más probablemente allí donde sus eslabones sean más débiles, en lugar de allí donde haya un mayor desarrollo en el sentido capitalista, de modo que la revolución empezará por unos pocos países que servirán como medio para el desarrollo más rápido de la revolución proletaria mundial, países que edificarán el socialismo en sus fronteras sin necesidad de esperar a la revolución en otros países.

Resumiendo: la teoría del socialismo en un solo país simplemente significa que en las condiciones del imperialismo capitalista la revolución proletaria internacional no será simultánea en todos los países, sino que empezará más probablemente a partir de unos pocos países, allí donde el imperialismo esté menos fortificado, en sus eslabones más débiles.

Los trotskistas acusan a esta teoría de «nacionalista», y sin embargo en ningún momento niega la necesidad de la revolución proletaria internacional, y tampoco dice que el socialismo debería quedarse atrapado en las fronteras de un solo país, como puede dar a entender el nombre de la teoría si se malinterpreta categóricamente.

Ahora, ¿Qué nos dice la teoría trotskista de la «revolución permanente»?

Por el contrario, dice que la revolución proletaria internacional debe ser simultánea en todos los países. ¿Y por qué dice esto? Porque según ella ningún país puede edificar la sociedad socialista completa en el marco de sus fronteras si no recibe apoyo externo de otros países.

Si tenemos en cuenta el análisis indiscutiblemente correcto y científico de Lenin, que nos indica que el socialismo necesariamente debe empezar por unos pocos países debido al contexto del imperialismo capitalista, y sin embargo pensamos como Trotski, que ningún país puede desarrollar el socialismo en el marco de sus fronteras sin la ayuda de la revolución de otros países, entonces llegaremos a una conclusión idealista y anticientífica que favorece al imperialismo: la revolución socialista mundial es imposible.

Así, pues, la teoría de la revolución permanente de Trotski, es una teoría correcta ya que son las condiciones objetivas y concretas en un determinado tiempo de los procesos actuales y en base a las experiencias globales son las que dictarán las pautas a seguir, esos que dicen que desestimula a los países a llevar a cabo la revolución socialista por miedo a no contar con apoyo externo, y desalienta a los países socialistas a llevar a cabo la edificación del socialismo en sus fronteras, son falacias, como ejemplo están los discursos del Cmte. Ernesto Che Guevara en donde siempre exigió el apoyo de la URSS y de China hacia los países que querían romper las cadenas del imperialismo, ya que como muchas naciones eran tercermundistas era imposible que costearan guerras de liberación.

La experiencia de la URSS demostró que definitivamente es imposible el socialismo en un solo país, la edificación completa de la sociedad socialista en el marco de las fronteras nacionales de un país como base del desarrollo de la revolución mundial, nunca se superaron los obstáculos que a vista de los oportunistas y contrarrevolucionarios infiltrados dentro del movimiento comunista parecerían «superables», y dos de los peores errores fue la burocratización de la URSS y la nula dictadura del proletariado.

Twitter: @Roy_Gonzalez19