Pone en duda CFE investigación de Quintero y Loret contra Barttlet

A través de un comunicado dirigido a Pascal Beltrán del Río, director editorial de Excélsior, Luis Bravo Navarro, coordinador de comunicación corporativa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuestionó la investigación de los periodistas Areli Quintero y Carlos Loret de Mola con relación contexto publicado en la columna "Juegos de Poder", de Leo Zuckermann.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

A través de un comunicado dirigido a Pascal Beltrán del Río, director editorial de Excélsior, Luis Bravo Navarro, coordinador de comunicación corporativa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuestionó la investigación de los periodistas Areli Quintero y Carlos Loret de Mola con relación contexto publicado en la columna «Juegos de Poder», de Leo Zuckermann.

 

En el texto, Bravo Navarro puso en entredicho la veracidad de lo relatado por Loret y Quintero, indicando que carecen de sustento periodístico y fundamentación legal.

 

Además, el vocero se lanzó contra Zuckermann, pues consideró que se basa en aseveraciones no confirmadas de los periodistas, y no menciona el desmentido de Manuel Bartlett, acusado en dicho texto, a través de redes sociales.

 

El 28 de agosto, el columnista retomó un reportaje realizado por Loret de Mola titulado «Bartlett Bienes Raíces» y Quintero, en el que aseguran que aunque el funcionario declaró tener una fortuna de 51 millones de pesos e ingresos de 11 millones, su fortuna sería mayor por las propiedades que posee. 

 

De acuerdo con el reportaje, gracias a familiares, empresas y posibles prestanombres, el funcionario tendría 25 propiedades con un valor superior a los 800 millones de pesos.

 

A través de un tuit, Bartlett aseguró que Loret de Mola y Quintero habrían «montado un teatro con mentiras y afirmaciones».

 

 

Loret de Mola no tardó en responder a las acusaciones del funcionario federal.

El periodista reviró asegurando que frente a los documentos, registros y fotografías que prueban sus dichos, la respuesta de Bartlett es débil.