Sally Halterman: primera mujer con permiso para manejar moto

Sally Halterman fue la primera mujer en obtener su licencia para rodar en Washington, La capital de Estados Unidos, cuando apenas teñí 27 años. Con esto, se convirtió en la única mujer, en aquella época, en formar parte del club de motociclistas de la ciudad.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Sally Halterman fue la primera mujer en obtener su licencia para rodar en Washington, La capital de Estados Unidos, cuando apenas teñí 27 años. Con esto, se convirtió en la única mujer, en aquella época, en formar parte del club de motociclistas de la ciudad.

Su peso era de apenas 88 libras; es decir, un tercio del peso del vehículo que manejaba, pero eso jamás le impidió pasar a la historia.

Llevaba casi diez años conduciendo sin permiso – como las otras moteras pioneras norteamericanas- cuando decidió que era el momento de pasarse a la legalidad y de visibilizarse, tanto a sí misma como todas las demás.

Las excusas que le intentaron poner fueron de lo más variopintas: que si era muy joven, que si pesaba muy poco, que si no podría cargar con la mote. Cuando pasó con creces los tests teóricos, se negaban a que hiciera la prueba práctica. Tuvo que acudir en compañía de un abogado para que el examinador al final accediera y, tras afirmar que conducía tan bien como un hombre, le concediera el permiso de conducir.