Un día sin autos en la Ciudad de México

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

El día mundial sin auto, es una conmemoración que se lleva a cabo en diferentes partes del mundo, con el objetivo de que sus residentes experimenten cómo sería la vida si solo utilizaran otros medios de transporte, como la bicicleta, patines, transporte público o a pie. El punto es disfrutar de un día y de una ciudad más humana. De esta forma los ciudadanos podrán conocer actividades culturales, museos, mercados y más. Todo gracias a un día sin autos.

Esta efeméride inició gracias a la primera manifestación para incentivar el uso de alternativas que no dependieran de combustibles fósiles, pues se dio la primera crisis petrolera en 1973. Los países aliados de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) cortaron sus ventas a los países que apoyaron a Israel durante la guerra de Yom Kipur.

Gracias al impacto que tuvo la manifestación durante toda la década, se tomaron medidas ante el impacto de esta crisis. El desabasto fue tan grande que en 1974 se cancelaron las carreras de autos de Montecarlo y el Rally de Suiza, las cuales ya eran tradición mundial. En EU se impuso el horario de verano, adelantando así una hora todas las actividades para ahorrar energía. A partir de esta crisis nació la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos y se creó el Departamento de Energía.

A pesar de todas estas acciones, fue hasta el año de 1994 que varios países se organizaron para realizar jornadas sin automóviles y en 1998 se estableció oficialmente el 22 de septiembre como el Día Mundial Sin Auto (DMSA), en el marco de la Semana de la Movilidad. Las primeras ciudades en aplicar esta iniciativa fueron Reikiavik en Islandia, La Rochelle en Francia y Bath en Reino Unido. Posterior a ellos se unió Bogotá y Medellín en el año 2000.

La Ciudad de México se sumó este año, pues se encuentra en crisis paralela y similar a la de los años 70. El desabasto de combustible derivado del combate a las intrincadas redes de huachicol.